Elías Sayegh: El CNE está asesinando la democracia en Venezuela

Elias Sayegh

 

En el marco de la instalación de los llamados “puntos amarillos” en El Hatillo en donde se informa y motiva a la gente para participar en el proceso de validación de los partidos por Primero Justicia, el dirigente Elías Sayegh se manifestó con respecto al CNE.

Nota de prensa

“El organismo que debería velar por la inclusión y participación de los venezolanos en las grandes decisiones nacionales, a través de las elecciones es justamente la institución que está impidiendo a los venezolanos el derecho al sufragio”, comentó.

Explicó cómo el proceso de validación de las organizaciones políticas está hecho para ilegalizar a los partidos. “Es prácticamente imposible para un partido poderse legalizar, no porque los partidos no tengan la gente, sino por la poquísima capacidad instalada del CNE que no permite que los ciudadanos participen en el proceso”.

Sayegh enumeró una serie de elementos que asu juicio son las irregularidades más importantes del proceso. En sus palabras: “El sistema no es auditable, no emite ningún comprobante para el ciudadano que valida, el número de máquinas instaladas es insuficiente y arbitrario, el tiempo es irrisorio, la distribución de los partidos en fines de semana es inmoral y la falta de publicidad del CNE contribuye a la confusión y desinformación que hay en la ciudadanía.

El dirigente hatillano quiso hacer la gravedad de esta situación para el país. “El gobierno pretende llevarnos a un sistema en donde sólo exista un partido político. No quieren que los ciudadanos tengan alternativas a la hora de sufragar. Lo que está pasando es que el CNE está asesinando la democracia en Venezuela”, destacó.

Al finalizar Sayegh se refirió a las rectoras del CNE. “Ellas no están allí para escoger si hay elecciones o no. Ellas están allí para hacer las elecciones. Nos quitaron el Revocatorio, nos quitaron las regionales y ahora también nos deben las elecciones locales. Es un hecho público y notorio que estas señoras no están cumpliendo con sus funciones. En cualquier empresa o institución respetable estarían botadas”, concluyó.