Malasia espera la salida del embajador norcoreano tras ordenar su expulsión

Kang Chol, embajador norcoreano ante Malasia, en rueda de prensa en Kuala Lumpur, 20 febrero, 2017. Malasia expulsó el sábado al embajador de Corea del Norte, declarándolo "persona non grata", y solicitó al representante diplomático que deje el país en un plazo de 48 horas. REUTERS/Athit Perawongmetha

REUTERS/Athit Perawongmetha

 

El embajador de Corea del Norte en Malasia, Kim Chol, debe abandonar hoy este país tras recibir una orden de expulsión por sus críticas a la investigación sobre la muerte de Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder norcoreano.

El ministerio de Exteriores malasio dio de plazo hasta las 18.00 hora local (10.00 GMT) al embajador para que abandone el país.

La orden fue emitida el sábado después de que el diplomático rechazara disculparse por sus comentarios y no compareciera a una cita convocada por el canciller malasio.

Kim Chol criticó la investigación de las autoridades malasias, que concluyeron que el hermano del líder norcoreano Kim Jong-un murió el 13 de febrero tras ser asaltado en el aeropuerto de Kuala Lumpur por dos mujeres que le frotaran la cara con el agente nervioso VX.

Pyongyang sostiene que la muerte fue causada por un ataque cardíaco y acusó a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos.

El viceprimer ministro de Malasia, Ahmad Zahid Hamidi, acusó a Kim Chol de querer manipular el crimen, que según las autoridades de Corea del Sur fue llevado a cabo por agentes norcoreanos.

Por este suceso, las autoridades malasias detuvieron e imputaron por asesinato a las dos mujeres, una indonesia y la otra vietnamita.

También detuvieron a un químico norcoreano que fue liberado sin cargos y deportado a su país el viernes.

Además, reclaman a cuatro norcoreanos que huyeron del país el mismo día del crimen acusados de planear la acción y reclutar a los dos mujeres, y a un empleado de la aerolínea estatal norcoreana Koryo que se habría refugiado en la embajada.

Las autoridades malasias también han pedido entrevistar al segundo secretario de la embajada norcoreana, que goza de inmunidad diplomática, quien fue visto junto al empleado de Koryo despidiendo en el aeropuerto a los cuatro sospechosos. EFE