Pran Wilmito regresa a cárcel de Tocorón tras revocatoria de beneficio irregular

tocoron

 

No más de tres meses le duró a Wilmer José Brizuela Vera, alias Wilmito, el beneficio de Régimen de Confianza Tutelado que le otorgó el Ministerio de Servicio Penitenciario, por medio de la ministra Iris Varela, publica Correo del Caroní.

Fue el incidente en el cual se vio involucrado el pasado 17 de febrero en playa Parguito, estado Nueva Esparta, el que encendió las alarmas, y con ello, las interrogantes.

¿Por qué estaba el pran en la playa? ¿No estaba preso? ¿En qué sitio de reclusión se suponía que debería estar? Ya eran más de las 4:00 de la tarde, cuando una moto interceptó y disparó a la camioneta en la que Brizuela iba en compañía de dos mujeres -una de ellas, su pareja- y su hijo.

Todos resultaron heridos. Fueron llevados hasta una clínica, los datos ofrecidos por los heridos a los funcionarios de la Policía del estado Nueva Esparta concordaban con los datos del que llegó a ser pran del Internado Judicial de Vista Hermosa.

No fue hasta ese momento cuando se pudo conocer que el delincuente había recibido un régimen de confianza tutelado el 18 de diciembre del 2016. Este consistía en trasladarlo hasta la antigua cárcel de La Planta, donde funciona el Centro de Régimen Especial Simón Bolívar, en El Paraíso, Caracas.

La decisión de Varela se basó en el artículo 161 del Código Orgánico Penitenciario, en el cual se establece que el Régimen de Confianza Tutelado “consiste en la ubicación de un penado o penada en una unidad de producción o un área especial del recinto penitenciario, donde continuará con el cumplimiento de la pena mientras le sea otorgado por el juez o jueza de ejecución algún beneficio para el cual reúne los requisitos establecidos en el Código Orgánico Procesal Penal (COPP)”.

BoletaparapAgina

Suspensión del beneficio

El pasado 23 de febrero, la ministra Varela ofreció declaraciones al diario en Últimas Noticias, en las que negó que Wilmito fue herido en dicho tiroteo.

Pero a pesar del pronunciamiento de la ministra el caso no se quedó ahí, y el Poder Judicial empezó a pedir explicaciones sobre lo sucedido y a tramitar la  revocatoria de dicho beneficio.

Fue el Tribunal Segundo de Ejecución de Carabobo el que decidió el martes la revocatoria del beneficio. La petición figura en el oficio 09-F14-0075-2017.

Fuentes policiales aseguraron que el sujeto ya está en el Centro Penitenciario de Aragua, mejor conocida como Tocorón, donde seguirá pagando su condena de 14 años y 10 meses de prisión por el asesinato de María Gabriela Casado, hermana de la entonces jueza rectora de Bolívar, Mariela Casado, ocurrido en el 2010.

Preguntas sin respuesta

WILMITO“Lo que quiero es que la ministra, el Estado, nos expliquen a mi familia y a mí por qué mi hermana está muerta y Wilmito está en la playa vacacionando. Mi hermana era una persona valiosa, una docente talentosa, sobreviviente de cáncer, que amaba la vida”, declaró Mariela Casado al portal Runrunes.

El apodo de Wilmito tuvo mayor relevancia cuando fue señalado por la muerte de la profesora de la Universidad de Oriente (UDO), María Gabriela Casado Acero, de 37 años.

La mujer venía de dejar a sus sobrinos en el colegio, en un Toyota Yaris negro, propiedad de su hermana Mariela Casado, juez superior y presidenta del Circuito Judicial del estado Bolívar.

Casado se estaba estacionando en su vivienda ubicada al final del Paseo Gáspari, cuando fue interceptada y tiroteada por delincuentes que iban en una camioneta Cherokee blanca. Las versiones policiales apuntan a que se trató de una confusión, y que el ataque iba dirigido a su hermana Mariela.

La liberación de Brizuela coincide con los hechos de violencia registrados a principios de febrero en Ciudad Bolívar, cuando la banda de alias el Sapito retó el poder hamponil que Wilmito ha consolidado en la capital del estadocon dos golpes letales contra sus secuaces.

La primera arremetida fue en la calle Nueva República del barrio homónimo, en el sector Menca de Leoni. Luego de una incursión en una casa de la barriada, los hampones apodados como el Julitoel Saúlel Culónel Toribioel Indio y el Hany Kauam dispararon contra su principal objetivo: Rubén Alfonzo García Brizuela, de 24 años, familiar de Brizuela, a quien mataron en el sitio.

El otro ataque fue perpetrado por los mismos sujetos fue en el mismo barrio Menca de Leoni; esta vez, en la calle Guzmán Blanco. El mismo grupo hamponil entró de madrugada a una casa del sector y disparó contra las seis personas que se encontraban en el inmueble. La víctima letal en ese caso fue José Fernando Adarfio Torrealba, de 26 años, quien murió luego de haber ingresado a un centro asistencial de la capital.

Este antecedente, sumado a la discrecionalidad con la que el Ministerio de Asuntos Penitenciarios maneja su relación con lo pranes, generan nuevas interrogantes sobre el regreso de Wilmito tras los barrotes de Tocorón.