Luis Parra: La mordaza de León Heredia

luisparra

Los yaracuyanos hemos vivido en carne propia los efectos negativos de los líderes de barro de la revolución, que se deshacen luego que les levantan la mano para llegar a un estrato político. Específicamente me refiero al gobiernador Julio León Heredia, quien llegó a esta máxima magistratura no precisamente por un perfil político y social de excelencia, sino él es un resultado de la carencia de liderazgo del PSUV en la región, y aquí priva el dicho en el país de los ciegos el tuerto es el rey.

Es por ello que desde su primer día de gestión Julio León Heredia le declaró la guerra a muerte al pueblo de Yaracuy. Persigue, humilla, amedrenta, y se burla de las necesidades más sentidas de nuestra población porque para nada le interesa mejorar la situación de Yaracuy, el prefiere aplaudir como foca los designios inhumanos del presidente de la República, a quien se le arrastra a los pies como serpiente para que no lo saque de la gobernación por la puerta de atrás, como ha hecho ya con varios de sus homólogos corruptos e incapaces de la revolución.

Julio León Heredia ataca a amas de casa que protestan en las colas por falta de alimentos; arremte contra los estudiantes que piden justas reivindicaciones; contra los transportistas; contra las enfermeras; contra los jubilados, y así contra un pueblo arrinconado y humillado por esta revolución. No obstante, este gobierno de manera hipócrita habla de diálogo nacional, cuando ni siquiera uno de sus mandatarios regiones, puede llegar a acuerdos con la población.

En horas recientes los yaracuyanos hemos sido testigos de una de las violaciones a la libertad de informar más grandes en nuestro país, y es que de un solo plumazo y sin son ni ton, Julio León Heredia fue el autor intelectual de la suspensión de transmisiones de 9 emisoras radiales en la entidad, negando a la población la verdad de lo que aquí pasa, sin ediciones ni mentiras como hacen ellos en las emisoras del gobierno nacional.

Este personaje dantesco y lo peor que le ha pasado a Yaracuy a nivel político y social, aplica la mordaza selectiva contra nueve emisoras de la entidad, producto de la desesperación y del rechazo de más del 90% de los yaracuyanos que reprueban su gestión. Pues bien, yo le digo al ídolo de barro del PSUV, Julio León Heredia, haga lo que haga no podrá silenciar el descontento de nuestro pueblo.

Conatel sólo actúa como el brazo ejecutor del régimen para perseguir y amedrentar la verdad. Ellos se hacen de la vista gorda ante la programación de las emisoras rojas rojitas que a diario violan el reglamento de telecomunicaciones. Ellos persiguen no otorgarle la legalidad a los medios para mantenerlos en un limbo jurídico y cuando así lo consideren, poder arremeter e incluso expropiarle los equipos como se ha hecho costumbre en socialismo.

Yo les recuerdo que la radio es un medio muy poderoso que penetra en los hogares y es una ventana para que nuestra gente pueda expresarse libremente y sin ataduras. Es por ella que quieren silenciar todos los espacios de información veraz y objetiva.

Julio León Heredia tiene los días contados en la gobernación de Yaracuy, por eso hará lo imposible para intentar callar a los medios de comunicación de la entidad, pero nunca podrá callar los graves problemas que padece la gente desde que llegó al poder junto a su mal llamada revolución.

Luis E Parra

Diputado a la Asamblea Nacional

PJ Yaracuy

@Luiseparra78