Brian Fincheltub: Manual para ganar elecciones

 

thumbnailbrianfincheltub

Como no siempre se cuenta con el apoyo y la confianza de la gente, hoy le presentamos un productivo manual para dictadores y gobiernos en decadencia que quieran evitarse la tragedia de perder elecciones y reconocer autoridades electas por el pueblo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que mientras se es popular hay que hacer todas las elecciones posibles, eso no solo servirá en el presente para construir el mito “somos invencibles”, sino que en el futuro será el comodín a sacar cuando alguien ose criticar el miedo a contarse. En otras palabras, pensar en la escasez en tiempos de abundancia. Veamos ahora tres máximas esenciales:

1.- Haga elecciones solo cuando este seguro que puede ganarlas: Esto solo se logra a través del control institucional. Convierta el órgano electoral en un ministerio más y garantícese el poder de decidir con una simple llamada cuándo la gente elige o no. No le pare a lo que diga la constitución, porque usted también tendrá jueces que la interpretarán a su capricho.

2.- Ilegalice los partidos de oposición: En caso que le dé la gana de hacer elecciones, es importante que usted controle con quién quiere competir, eso de competir, en términos figurativos. La libertad política solo existe en democracia, en regímenes autoritarios el dictador elige a su oposición.

3.- Destrúyale la moral del país: Haga ver a quienes se le oponen, que aunque son mayoría nada pueden hacer, que usted es dueño del poder y que el rol de los demás es ser súbditos.  Eso desmoralizará al común, que comenzará a perder la confianza en el voto, porque cuando votan nada cambia.

Un pueblo desmoralizado, unas instituciones controladas y una oposición no representativa de la realidad nacional son el nivel básico del manual para quedarse en el poder aunque nadie lo desee. Si lo cumple al pie de la letra, verá pasar décadas a sus pies, bajo la sombra de la impopularidad y la ilegitimidad, que al final son cosas accesorias cuando se cumple el objetivo ulterior: perpetuarse.

Brian Fincheltub

[email protected]

@Brianfincheltub