Puerto Rico venció por nocaut a Venezuela en el Clásico Mundial de Béisbol

Foto: EFE
Foto: EFE

 

La selección de Venezuela arrancó con el pie izquierdo el Clásico Mundial de Béisbol al caer derrotada en siete innings, por nocaut, con marcador de 11 carreras por 0 contra Puerto Rico.

Prensa Venezuela WBC

Venezuela no mostró aquella ofensiva avasalladora de los dos encuentros de exhibición previos frente a los Reales de Kansas City y los Rangers de Texas, al ser maniatados por el abridor boricua Seth Lugo, quien sólo toleró un imparable en 5.1 innings de trabajo.

Los dirigidos por Omar Vizquel fueron apabullados por una ofensiva boricua letal, que produjo 10 imparables.

El desastre comenzó en el tercer capítulo con triple que inició la tanda ofensiva de Eddie Rosario, quien después fue impulsado con elevado de sacrificio de TJ Rivera.

Luego en ese mismo capitulo Reymond Fuentes ligó sencillo, Francisco Lindor llegó a primera por boleto, Carlos Correa alcanzó la primera por error de Martín Prado y con bases llenas, Carlos Beltrán negoció boleto para poner la pizarra 2×0.

Puerto Rico explotó en el sexto a Jhoulys Chacín quien recibió cuadrangulares de Correa y Yadier Molina, con Beltrán a bordo, para poner el juego 5×0.

En el séptimo inning el juego llegó a su fin con un rally boricua de seis carreras que inició Beltrán con sencillo al left para remolcar a Correa, sencillo de Javier Baez al centro que fletó a Beltrán, doble de Rosario que trajo a la goma a Molina y Baez y luego Rivera cerró la historia con cuadrangular para terminar el juego por ley de misericordia.

La victoria fue para Seth Lugo quien lanzó 5.1 innings en los que toleró solo un imparable y abanicó a tres rivales, mientras que con el revés cargó Félix Hernández, quien lanzó 2.2 episodios, permitió dos carreras e igual número de hits, otorgó dos boletos y ponchó a tres.

Este sábado, a las 4:00 pm (hora de Venezuela), el combinado nacional buscará su primera victoria cuando se enfrente a la selección italiana. Un encuentro que será de vida o muerte para los criollos.