Aseguran que preso político en El Rodeo no puede ni tomar agua potable

José Luis Santamaría preso político

 

José Luis Santamaría, preso político, cumple hoy dos años y 8 meses tras las rejas en la cárcel El Rodeo, luego de ser acusado en julio de 2014 por terrorismo.

Nota de prensa

Mónica Santamaría, hermana de José Luis Santamaría, denunció el deterioro del estado de salud en el que se encuentra el preso político debido a la ingesta de agua no apta para el consumo humano. “Mi hermano tiene problemas gastrointestinales, tienen que filtrar el agua con algodón u otros medios para que sea medio aceptable y solo permiten que le llevemos una botella de 5 litros al mes cuando hacemos la visita familiar”.

Además resaltó que durante estos más de dos años que su hermano se encuentra tras las rejas, las audiencias han sido diferidas en varias oportunidades. “Las audiencias han sido constantemente diferidas. Su proceso judicial está lleno de vicios y nulidades. Pareciera que ya está condenado, pues ni siquiera le han permitido el derecho a la defensa”.

Santamaría expresó igualmente su temor a lo que pueda pasar con la vida de su hermano. “La actuación de las autoridades, el aislamiento y el maltrato en su contra me hace temer por su vida”.

Por su parte, Ana María Da Costa, hermana de Vasco Da Costa, quién también cumple 2 años y 8 meses tras las rejas denunció que lleva 66 días confinado en una cárcel pequeña en el penal de Tocuyito en el estado Carabobo. “Mi hermano cada vez está mas deteriorado, sufre de hipertensión y diabetes y no ha sido atendido por especialistas”.

Da Costa agregó que el director de ese penal Jean Carlos Suárez, llevó a Vasco a presenciar una sesión de tortura a otros reclusos. “Mi hermano fue llevado a presenciar actos de torturas. El director le decía que aquí las cosas se hacen como yo diga”.

Ante el tema de los juicios, Ana María resaltó que desde el 29 de noviembre no ha tenido audiencia y todas han sido diferidas. “Ya perdí la cuenta de cuántas audiencias han diferido las autoridades con la excusa de que no fue el juez, o que no hay transporte para el traslado”.

“Esta es una violación a los derechos humanos y una injusticia por parte del Estado venezolano”, concluyó.

Efraín Ortega igualmente cumple condena desde julio de 2014, en la cárcel de El Rodeo II, por presuntamente incurrir en terrorismo. Sus familiares en varias oportunidades han denunciado que Efraín sufre de una trombosis fuerte y que no ha sido atendido. Además de esa enfermedad, Ortega también ha presentado insuficiencia renal y hepatitis C.