Las horas de tensión antes de salida de tropas venezolanas de Colombia (Video)

Colombia

 

Sobre las 3 y 45 de la tarde del jueves, un grupo de campesinos y más de 400 militares de la Fuerza de Tarea Quirón izaron la bandera de Colombia y entonaron el himno nacional en el mismo paraje del río Arauca en el que 42 horas atrás 60 soldados venezolanos habían izado una bandera de ese país, publicó El Tiempo.

Ese fue el punto final de uno de los incidentes más graves de los últimos años en las relaciones colombovenezolanas. Unos 25 minutos antes, el presidente Juan Manuel Santos había anunciado vía Twitter: “Acaba de salir el último soldado venezolano de territorio colombiano”.

El jueves en la noche, en esa zona limítrofe, en jurisdicción del municipio de Arauquita, se mantenía una intensa actividad militar colombiana. Incluso, según señalaron habitantes del lugar, hasta ese sitio fueron desplazados varios tanques ligeros de la Octava División del Ejército.

La bandera venezolana, que ondeó durante casi dos días en la margen occidental del río Arauca, había sido arriada por los propios venezolanos sobre la una de la tarde del jueves, la misma hora en la que en transportes anfibios y pequeñas lanchas cruzaron los casi 400 metros de ancho que tiene el Arauca en ese punto y se dirigieron hacia el caserío de El Amparo, estado de Apure, en Venezuela.

Pero el tranquilo desenlace estuvo precedido de momentos de tensión. Incluso en la mañana del jueves los soldados del vecino país seguían negándose a abandonar el suelo de Arauquita con el insólito argumento –que expresó varias veces su oficial al mando, el teniente coronel Varela– de que estaban en su territorio y que tenían órdenes superiores para permanecer allí.

Hacia el mediodía del jueves llegó hasta el sitio la comisión oficial de la Cancillería y el Ministerio de Defensa colombianos. También se apostaron en los alrededores más de 300 militares de la Brigada 18, que desde el miércoles estaban acordonando la zona, pero que habían mantenido prudente distancia para evitar cualquier incidente.

La primera exigencia colombiana fue arriar la bandera venezolana, algo a lo que inicialmente el oficial venezolano se negó pero que, de cara a la nutrida presencia colombiana, terminó aceptando. Para ese momento, además, el presidente Juan Manuel Santos había llamado a su par venezolano, Nicolás Maduro, y le había señalado claramente que Colombia no aceptaba ninguna salida diferente al retiro de los militares del vecino país. La charla del Presidente con su colega venezolano fue a solas. Se produjo a eso del mediodía y duró apenas unos minutos.

“Acabo de hablar con el presidente Maduro, a quien le manifesté que para Colombia es totalmente inaceptable la situación que se ha producido –dijo Santos– (…). Me ha asegurado que ha ordenado el retiro de las tropas del territorio colombiano y acordamos que mantendremos el diálogo y las vías diplomáticas hasta que se normalice la situación”

Siga leyendo acá