El triste éxodo de los venezolanos a Colombia

Cruce: migrantes venezolanos cruzan el Puente Internacional Simón Bolívar, en Cúcuta, Colombia, el principal destino de los emigrantes que dejan el país dos por la crisis Cruce: migrantes venezolanos cruzan el Puente Internacional Simón Bolívar, en Cúcuta, Colombia, el principal destino de los emigrantes que dejan el país dos por la crisis. Foto: Reuters / Carlos Ramírez
Migrantes venezolanos cruzan el Puente Internacional Simón Bolívar, en Cúcuta, Colombia, el principal destino de los emigrantes que dejan el país dos por la crisis  Foto: Reuters / Carlos Ramírez

 

Antonia Vizcaíno, caraqueña de 28 años, llegó hace tres meses a Barranquilla tras un largo viaje por tierra desde Caracas vía Maracaibo. Viajó prácticamente expulsada de su tierra por la falta de trabajo, la escasez de alimentos y la depreciación del bolívar. Vive con su novio en un apartamento de 50 metros, en el barrio popular El Bosque, que comparten con otra pareja y dos muchachos paisanos que venden ropa y compran dólares para revenderlos en Venezuela, publica la revista Semana.

Antonia comenzó a trabajar en un restaurante por 30.000 pesos diarios que, con las propinas, suman alrededor de 1 millón de pesos mensuales, mucho más de lo que ganaría en su país donde el mínimo con subsidios no llega a los 160.000 pesos. Cada semana les envía a sus padres 70.000 pesos para sostener a su hija que se quedó con ellos en Caracas y que no dudaría en traer a La Arenosa si tuviese papeles de residencia colombiana.

Nadie sabe a ciencia cierta cuántos venezolanos como Antonia hay en el país. Migración Colombia, entidad encargada de manejar a los extranjeros, cuenta 1.512.000 turistas y venezolanos que entraron legalmente y 55.000 residentes entre 2012 y 2016. Eso sin contar las 55.000 personas que a diario circulan en las zonas de frontera, especialmente en Cúcuta. Sin embargo, Daniel Pages, presidente de la Asociación de Venezolanos en Colombia, estima que entre legales e ilegales hay más de 1.200.000 de ellos que residen en el país.

Siga leyendo en la revista Semana.