La asistencia masiva a la validación en Guayana ratificó que el pueblo quiere democracia

 

NP
NP

 

 

 

Bajo el bravo y candente Sol guayanes, los adecos remataron la validación de su partido, con largas colas en los dos únicos puntos organizados por el Consejo Nacional Electoral,  y con una sola maquina en cada uno de ellos,  además de la validación de los copeyanos que a última hora se sumaron a los simpatizantes de Proyecto Venezuela.

Nota de prensa

Los equipos de estos tres partidos se acomodaron como mejor pudieron, pero en esta oportunidad los puntos de apoyo para los validantes, fueron dedicados a una mayoría que fue a dar su apoyo a Acción Democrática.

Copeyanos intentaron validar

Noel Vargas, dirigente copeyano, dijo que a pesar de la absurda campaña contra su partido desde el CNE, específicamente Luis Emilio Rondón, de la dirección de asuntos politicos partidistas, el partido Copei esperando un cambio, solicitado y autorizado para otra fecha, en virtud de la negativa del CNE de una o dos máquinas, imposibilitó que los copeyanos acudieran a validar.

Denunció que fue el día viernes a última hora, cuando les informaron que Copei se iba a quedar donde estaba, lo que provocó la inmovilización del partido, pero que a pesar de eso, estaban validando en cinco estados, dos mas en referencia, y que en Guayana están haciendo un esfuerzo sin recursos y sin nada, dijo Vargas.

Fernando Duran, vicepresidente de organización del partido Copei en Guayana, dijo que estaban en una jornada muy fuerte para ellos, porque los habían excluido de este grupo de validantes, y desde las once de la mañana del sábado empezó la carrera, porque la democracia cristiana los llama a trabajar juntos para lograr el objetivo.

Cesar Ramirez, también presente en esta jornada dominical de validación, dijo que hacía acto de presencia acompañando a los partidos Acción Democrática, Proyecto Venezuela y Copei, porque hay que fortalecer las instituciones de los partidos políticos, porque de ellos depende la democracia.

Afirmó que el pueblo venezolano está dando una lección al oficialismo, porque pensó que con todas las trabas y obstáculos para que los partidos no validaran, la gente no se iba a movilizar, y que hoy se está demostrando que hay un pueblo entusiasta, y un mensaje al gobierno de que el pueblo quiere democracia.