Marquina: Que el Gobierno satanice la Carta Democrática es incoherente

image

“Si hacemos una reseña histórica nos damos cuenta de que Venezuela firmó la Carta Democrática a principios de este siglo en un acto soberano e independiente, que demuestra el compromiso del país, no solo de respetar los derechos humanos y el sistema democrático, sino también la responsabilidad de preocuparse y ocuparse por alguna nación del hemisferio si se empieza a incumplir las normas de la democracia. El primer país, por América Latina, que solicitó la activación de este documento fue Venezuela, bajo el Gobierno de Hugo Chávez Frías, siendo su canciller Nicolás Maduro. Es decir, que venir ahora a satanizar la Carta Democrática es un incoherente y gravísimo error”, aseguró el diputado ante la Asamblea Nacional, Alfonso Marquina.

Nota de prensa

Marquina afirmó que, en esta caso, la Carta Democrática es un compromiso asumido para desarrollar todas las gestiones diplomáticas necesarias para que en Venezuela se restablezca el hilo constitucional y el derecho al voto como mecanismo para definir su futuro.

El Diputado comentó que este documento es totalmente aplicable a Venezuela, pues la Constitución de la República (CRBV) ha sido violada infinidades de veces por el Gobierno de Nicolás Maduro. “En cualquiera de las páginas de la CRBV hay por lo menos un artículo que ha sido pisoteado. Cuando no se permite que hayan elecciones libres, no se está hablando de democracia. Por lo menos el periodo de los gobernadores ya se venció el año pasado y el de los alcaldes se vencerá este año y aún así el Consejo Nacional Electoral no ha convocado ninguna de las dos elecciones”.

El Asambleísta aseguró que hay suficientes temas como para que los organismos internacionales se preocupen por Venezuela, tal es el caso de los presos y perseguidos políticos, además de las violaciones de los derechos humanos. “Existen venezolanos que están comiendo de la basura, asimismo a diario ciudadanos mueren de mengua tras no conseguir los medicamentos necesarios para un tratamiento médico”.

Marquina finalizó acusando al Gobierno Nacional de ser el peor de toda la historia republicana, pues se presentan violaciones de los derechos más elementales que posee un ciudadano común.