Cliver Alcalá acusa a Maduro de traicionar al chavismo al romper hilo constitucional

cliver alcala

 

El Mayor General Cliver Alcalá, integrante clave del ala militar del chavismo, acusó al gobernante Nicolás Maduro de traicionar el legado del ex presidente Hugo Chávez al romper con el hilo constitucional y advirtió a sus compañeros en las Fuerzas Armadas sobre los riesgos de seguir acompañando a un régimen de futuro incierto que dejó de acompañar al pueblo venezolano, publica El Nuevo Herald.

ANTONIO MARIA DELGADO
[email protected]

El militar retirado también cuestionó el respaldo irrestricto brindado hasta ahora por el Ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, a Maduro, señalando que está atando su suerte y la del alto mando a un grupo de personas que desvirtuaron el proyecto político para dedicarse a saquear al país.

Alcalá manifestó que no hay defensa posible de las acciones del régimen madurista al tratar de usar al chavista Tribunal Supremo de Justicia para arrebatarle a la Asamblea Nacional sus funciones constitucionales, lo que fue declarado como un autogolpe y provocó el repudio de la comunidad internacional.

El que Padrino López haya salido en defensa del régimen bajo esas circunstancias, denota el control que ejercen sobre él.

“Padrino, su salida [su pronunciamiento], no es de su autoría. Es un guión que él cumple a su cabalidad y que expone a la Fuerza Armada, que sin duda se ha venido deteriorando”, manifestó Alcalá desde Caracas en una entrevista telefónica.

Tras la declaración de la Organización de Estados Americanos de que se había producido una alteración del orden constitucional en Venezuela, Padrino López exigió públicamente la renuncia del Secretario General de la Organización, Luis Almagro.

Alcalá – uno de los oficiales más cercanos y leales a Chávez que también se desempeñó como edecán del fallecido presidente – dijo que el proyecto político original fue echado por la borda por Maduro y su círculo más cercano, enfatizando que quienes gobiernan actualmente dejaron de representar los intereses del pueblo.

Siga leyendo en El Nuevo Herald