Emilio Nouel: General Padrino ¿cuánta más sangre inocente se derramará?

thumbnailemilionouelNov2014

 

 

 

La situación del gobierno militar-cívico chavista es insostenible.

La economía, tanto la pública como la privada, no podría estar peor.

La mediocridad, el extravío ideológico y la inmoralidad en el manejo de los asuntos públicos son, a todas luces, visibles en el caos social que estamos viviendo.

Principalmente, una ideología mortífera, fracasada en todos los rincones del orbe, ha generado el mayor desastre que hayamos experimentado nunca los venezolanos.

Hoy, con un país en la calle, que perdió el miedo y vidas jóvenes a diario se sacrifican, desesperado por el hambre y las penurias alimentadas por una banda de incompetentes y mafiosos, vemos una institución militar desnaturalizada, alejada de los principios morales, y lo peor, infringiendo grosera e impunemente reglas expresas de la Constitución Nacional.

General Padrino: ¿Cuántos venezolanos tendrán que morir antes de que se den cuenta ustedes de que 9 de cada 10 venezolanos solo desea que nos dejen en paz y se vayan, para recuperar el país que descalabraron?

General Padrino: ¿Cuántos jóvenes mas serán encarcelados, humillados y torturados por los esbirros del régimen, para que ustedes se percaten de que deben hacer respetar la Constitución y no alcahuetear y sostener un gobierno lacayo de la tiranía castrista que ordena y manda incluso en la institución que usted dirige?

General Padrino: ¿Cuánta destrucción del país habrá que soportar antes de que ustedes tomen conciencia de que vuestro rol es el de defensa del país y de respeto a las instituciones, en especial, a la representación popular que hoy se sienta en nuestra Asamblea Nacional?

General Padrino: ¿Cuántas vidas jóvenes serán truncadas antes de que ustedes terminen de entender que el país repudia una conducta repugnante, indigna de una institución militar responsable y seria?

Los venezolanos sabemos que quizás la mayoría de los que están bajo su mando,  no comparten la deriva desviada que usted lleva. Allí hay venezolanos angustiados y sufriendo las mismas calamidades del común. Que están hartos de tanta corrupción y arbitrariedad.

General Padrino: En algún momento muchos venezolanos pensaron que usted era un militar razonable, correcto  y que haría honor al uniforme que le entregó la Patria.

Visto lo visto, sobre todo sus declaraciones, que en lugar de ser un representante de una institución al servicio de todos los venezolanos,  se identifica con una parcialidad político-ideológica, no nos queda otra que desear que usted también se vaya junto a los que han destruido la Nación.

El General Bolívar, sí, ése con cuyas citas se llenan tanto la boca los militares, decía que “Maldito el soldado que vuelve las armas de la República contra su pueblo”.

Esta frase, de verdad, muy manoseada en los últimos años, no está de más recordarla de nuevo en esta hora funesta del país. Quizás algunos la tomen en serio.

Venezuela saldrá adelante, estoy seguro. Reiniciará la senda de la democracia, el bienestar y la libertad. Lo haremos con militares que honren su uniforme, que respeten la Constitución y se sometan al poder civil legítimo, electo por el pueblo.

EMILIO NOUEL V.