Expertos del Ministerio Público realizaron autopsia a Pernalete

Foto: @RCamachoVzla
Foto: @RCamachoVzla

Expertos de la Unidad Criminalística contra la Vulneración de Derechos Fundamentales del Ministerio Público practicaron la autopsia a Juan Pablo Pernalete Llovera, de 20 años de edad, muerto durante una arremetida de la GNB contra manifestantes el miércoles cerca de la Torre Británica, en Altamira.

Por SANDRA GUERRERO

La Fiscalía designó un equipo integrado por criminalistas, anatomopatólogos, radiólogos forenses e investigadores de esa unidad, que hicieron los estudios para conocer qué le ocasionó la muerte al estudiante.

El fiscal 81º, William Rojas, coordina la pesquisa que adelanta el Cicpc para establecer responsabilidades penales.

En la protesta de Altamira hubo 26 personas lesionadas, por lo que fue comisionado Juan Carlos Toro, fiscal 124° del área metropolitana de Caracas, para reforzar la investigación.

Se informó que Pernalete presentó un hematoma del lado izquierdo del pecho que le ocasionó un traumatismo cerrado de tórax. Ahora falta determinar el objeto que le causó la lesión.

Selva Serena Llovera, tía materna, y Saúl Niño, tío político de la víctima, acudieron a la morgue y hacían trámites del retiro del cuerpo de Pernalete Llovera.

Selva Llovera indicó que se enteraron de lo ocurrido por las redes sociales y por el alcalde Ramón Muchacho, quien llamó a la madre del estudiante de segundo semestre de Contaduría para informarle lo que había ocurrido.

Llovera indicó que la muerte del joven destrozó la vida de su madre y toda la familia, y truncó los sueños de Juan Pernalete, quien había participado en 4 o 6 protestas porque quería libre a su país. “¡Le quitaron lo más sagrado que tenía!”, expresó.

Llovera tiene información que habría sido un GNB quien presuntamente le lanzó una bomba lacrimógena al muchacho que le golpeó el pecho. Pidió que se haga justicia. Durante su permanencia en la morgue, Llovera mantuvo en su brazo izquierdo en el balón de básquet que usaba su sobrino.

En medio de su dolor expresó que los funcionarios de la GNB, en vez de matar a estudiantes, deben ultimar malandros.