Luis Parra: Represión al rojo vivo

luisparra

 

Venezuela el último mes ha vivido una de las barbaries más grandes en cuanto a represión por parte del gobierno nacional se refiere. Ya pasan de 30 los fallecidos en manos de los cuerpos parapoliciales, paramilitares y colectivos al servicio de Nicolás Maduro y sus esbirros en el gabinete, quienes han emprendido una cacería de bruja contra el pueblo venezolano que decidió salir a las calles a exigir cambio y justicia.

Ya van más de 715 detenidos sin el debido proceso y violentándoles todos sus derechos humanos y constitucionales; y hoy en Venezuela tenemos la lamentable cifra de más de 173 presos políticos, de los cuales 56 están recién incluidos en esta lista indigna y criminal. No obstante, los funcionarios represivos y violentos a la orden de Nicolás Maduro, han cometido delitos de lesa humanidad con sus actuaciones, y más temprano que tarde tendrán que rendir cuentas a la justicia de manera individual.

Pues bien, las actuaciones desesperadas, desmedidas y violentas de este gobierno, engrosan el expediente de violaciones a los derechos humanos, y una vez más queda confirmado que estamos frente a una dictadura del Siglo XXI, que a la fuerza pretende mantenerse en el poder, desconociendo el derecho sagrado de nuestro pueblo, a decidir el destino del país a través del voto.

Todo este baño de sangre que hoy enluta a nuestro país, es un acto criminal de un gobierno, cuya permanencia en el poder, significa un peligro para el país y para la región, porque se trata de un Estado forajido al margen de la ley. No obstante, por eso los líderes de la unidad democrática nos mantendremos en las calles de toda Venezuela y de nuestro Yaracuy junto a nuestro pueblo, hasta que se convoquen unas elecciones, se permita la apertura de un canal humanitario, se liberen los presos políticos y se respete la autonomía del poder legislativo.

Al señor Defensor del Pueblo, me dirijo en nombre de Yaracuy y de Venezuela, y lo emplazo a estar del lado del pueblo y de la verdad, no se convierta en cómplice de este genocidio propiciado por Nicolás Maduro y su cúpula. Ya su hijo de una manera contundente y valiente le exigió actuar en función de la razón y la justicia, y no del lado de la dictadura y su represión. En sus manos está evitar más sangre en las calles de nuestro país.

Ya basta de esta represión al rojo vivo, este gobierno inhumano y cruel nos está atacando y matando a inocentes cuyo único delito es el clamor de la justicia, de la paz, y de un cambio en el modelo político del país. Seguiremos en las calles hasta que sea necesario, porque más temprano que tarde en Venezuela habrá justicia y libertad.

Luis E.Parra

Diputado a la Asamblea Nacional

Primero Justicia Yaracuy

@LuisEParra78