Henry Arias: Los trabajadores no podemos ser tontos útiles y ser utilizados como carne de cañón

Henry Arias, secretario general de Sintralcasa
Henry Arias, secretario general de Sintralcasa

 

Henry Arias, Secretario General de SINTRALCASA, sindicato de la empresa CVG-Alcasa en Ciudad Guayana, estado Bolívar, dijo que los trabajadores de Guayana lamentan la tragedia ocurrida la madrugada del 2 de Mayo en la carretera del Tigre a Puerto Ordaz, donde un grupo de hermanos trabajadores perdieron la vida, viniendo de una marcha oficialista en Caracas.

Nota de Prensa

Ellos debieron estar en sus hogares descansando para ir a laboral temprano a sus puestos de trabajo, para sacar la producción que entre todos deben lograr para levantar el país, pero no fue así.

Hoy los trabajadores del estado Bolívar se visten de luto, es lamentable que ese sea el color que hoy nos una, agregó.

“Acompañamos en este sentimiento, que hoy embarga a todas las familias de nuestros hermanos trabajadores fallecidos en este lamentable accidente”

Esto no debió ocurrir, agregó Arias, diciendo que los trabajadores deben reaccionar, y dejar de ser tontos útiles al montarse en una unidad para cubrir una ruta extra urbana, que no es su ruta de trabajo habitual, y que esto es subir a una guillotina, acotó.

Para el dirigente laboral, los trabajadores no pueden ser carne de cañón o tontos útiles, de alguien a quién no le interesa su seguridad y vidas.

SIN SEGURIDAD

Arias hizo un llamado a sus hermanos trabajadores a no abordar más una unidad de transporte para ir a marchas cansados, y donde ponen a los trabajadores a pasar hambre, sed y sin un baño para hacer alguna necesidad, y en manos de chóferes cansados que deben pasar una noche manejando para ir a Caracas y otra para regresar sin saber si este había descansado el día antes de un viaje tan largo, o si el vehículo contaba con un mantenimiento oportuno, ya que todas esas unidades de transporte son sacadas de sus rutas de trabajo habitual para ir a Caracas.

Esto tiene sus responsables, dijo Arias, agregando que a ellos llaman a velar por la seguridad de los trabajadores, dejar las amenazas y a respetar los derechos de los trabajadores que no quieren abordar estas unidades.

Para finalizar afirmó que todo trabajador tiene el derecho democrático de disentir, o participar de partidos políticos o actividades políticas, y los organizadores deben velar por su seguridad y respetar su decisión de ser activista o no de las actividades políticas, en medio de este desastre político nacional concluyó.