Richard Blanco: 1,2,3…Calle, escudo y Constitución

thumbnailrichardblanco

 

Hoy los venezolanos daremos una impresionante demostración de unión cívica y democrática, el régimen de Nicolás Maduro, siembra entre ellos mismos, tantas zancadillas que nos facilita el trabajo de guerrear ante las horas más oscuras que vive nuestro país, este régimen, burdo por demás, repite todas sus barajitas; a granel y sin máscara su represión, su persecución, pero sobretodo su estúpida inventiva, es un argumento tan aburrido y desgastado que el pueblo está determinado a abarrotar las calles, ya no les compran esa artimaña, sobrepasamos pues, el juego de Pedro y el lobo.

Ya ni siquiera con apoyo cuentan, ya es inaceptable aquello, de unos manifestantes que solo se enfocan en propiciar el caos en el país, porque casualmente, cuando se trata de reprimir, vilipendiar, maltratar y sembrar pruebas donde ciertamente no las hay, aparecen funcionarios multiplicados por diez, todo un batallón, pero cuando se trata de trabajar y no matraquear no reluce ni la sombra de alguno, en la inseguridad en los sospechosos saqueos, nadie, ni uno! Sin duda las fuerzas de seguridad o mejor dicho, habrá que llamarlas fuerzas de represión, gozan de un alto indicativo de cobardía, en algunos, pareciera que el deshonor es su verdadera divisa.

Hoy las amenazas no tocan la puerta bajo cuerda, todo es público y notorio, como notoria es el hambre, el abuso de poderes, la inseguridad, el desabastecimiento, la indolencia de ver a nuestros hermanos caer por el hambre, a nuestros niños, rostro del futuro social venezolano, no son más que el rostro desvirtuado de la inocencia, más de 15 años sembrado el odio puro, con una carencia atemorizante de valores, generando entre nosotros una convicción pura y sincera de enfrentar los escollos con gallardía.

Es un chiste creer que los venezolanos hastiados de un régimen asesino y manipulador, puedan creer y caer las mentiras canalizadas con el único propósito de permanecer escudados en un gobierno dictatorial, sin fuerza, sin respaldo u apoyo. Esa convicción de la que hablo, está vinculada no solo con el descaro, la cara dura de estos gobernantes que nos avergüenzan y enlutan cada minuto, es el hambre y la incertidumbre de no saber si un hijo nos llegará vivo o resultara ajeno de un mal rato por la delincuencia reinante, la simpleza de no tener cinco mil bolívares para medio cartón de huevos, en fin no tener comer y si a eso le sumamos la más cruenta intimidación, las incontables detenciones por disentir, por luchar desgarradoramente por nuestra democracia y libertad, las humillaciones, las vejaciones, la inclusión de paramilitares del PSUV, esa cobarde forma de acorralar no nos hará retroceder este 10 de mayo, usando como único escudo nuestra Constitución, instrumento que violan día tras día y que justamente ese constante abuso, ha sido nuestro motor para defender en las bases y desde la calle nuestros derechos civiles.

Desde cada punto de Caracas, hagamos que Nicolás Maduro asuma la posición que con arraigo se ha ganado, la posición de perdedor, de incapaz, para que acepte, reconozca y asuma que todos los venezolanos lo rechazan, porque en simplicidad carece de liderazgo y entorpece las disposiciones de la política y la democracia, es ÉL quien estanca el progreso de nuestro país y contra esa impericia, contra los corruptos que lo secundan vamos a la CALLE hoy porque si! Pese a la embestida traicionera de las tanquetas, de las bombas, ahí estaremos sus dirigentes frenteando en Unidad lo que sea y como venga por la libertad de nuestros hermanos, por ver de nuevo a la Venezuela bonita, salgamos TODOS con la valentía que nos identifica por la refundación infalible de nuestras fronteras.

Diputado a la Asamblea Nacional Richard Blanco
@Richardblancoof