Luis Oliveros: 4 años de Nicolás Maduro en el poder

thumbnailluisoliveros

Hace aproximadamente un mes Nicolás Maduro cumplió 4 años como Presidente de Venezuela, tiempo suficiente para que podamos evaluar su gestión.

Materia Petrolera

Cuando Nicolás Maduro asume posesión del cargo, la producción petrolera venezolana (según la OPEP, comunicación directa con el país) estaba en 2.750.000 bd. En el último reporte de la OPEP la producción venezolana para abril de 2017 estaba en 2.194.000 bd. En el Cuadro #1 presentamos la evolución de la producción petrolera venezolana.

 

Pdvsa ProducionTotal 20132017

 

Entre 2013 y 2017 a Venezuela se le perdieron unos 556.000 bd de producción. Utilizando la producción promedio de cada año (Fuente OPEP) y comparándola con la producción de 2013, vamos a calcular los ingresos que dejó de percibir el país por esta dramática caída de la producción petrolera. Según nuestros cálculos, serían unos $7.500millones (cerca del 75% de las reservas internacionales actuales de Venezuela).

Lo más grave de esta situación es que las proyecciones advierten que posiblemente la caída en la producción petrolera venezolana se mantenga en 2017, llegando incluso a bajar de los 2 millones de bd para finales de año.

Variables Macroeconómicas

Estos 4 años de gestión de Nicolás Maduro al frente de la economía venezolana han sido los del peor comportamiento macroeconómico en nuestra historia. No solamente estamos atravesando la más difícil caída del Producto Interno Bruto (PIB) sino que ha sido aderezada con inflación sin precedentes y con unos niveles de escasez alarmantes.

Cuando revisamos el comportamiento del PIB nos encontramos que entre 2013 y 2016 la economía venezolana ha caído un 24,69% acumulado y si le agregamos la proyección del mercado para 2017 (cerca de 4% de recesión), estaríamos llegando a 27,70%. Es importante tener presente que por primera en nuestra historia esta economía cayó tres años seguidos (entre 2014 y 2016) y que muy posiblemente el deterioro continuará en 2017 (cuarto año seguido). Si revisamos el PIB per cápita el comportamiento es todavía peor. Entre 2013 y 2016 la caída es de 28,72% y si le agregamos el 2017, llega al 32,11%.

En cuanto a la inflación, el resultado lo podemos catalogar de catastrófico. Suponiendo (recordemos que el Banco Central de Venezuela dejó de publicar cifras de inflación desde diciembre de 2015) una inflación en 2016 de 500% (hay firmas independientes que afirman que la inflación fue mayor en ese año), tendríamos una inflación acumulada de 4336% (la acumulada desde la introducción del “Bolívar Fuerte” ronda el 14.000%).

Las reservas internacionales estaban en casi $30.000 millones (hoy en $10.150 millones, una caída del 66%, mientras la liquidez monetaria ha aumentado en más de 1.200%, la base monetaria en más de 1.500%, el financiamiento monetario en 2.200% y se duplicó el riesgo país.

Un comentario: la tasa de cambio paralela al momento de la llegada de Maduro estaba en Bs. 22… Saque usted la cuenta y recuerde: todo ese incremento (más de 25.000%) en apenas 4 años.

Sin duda alguna, la política económica de Nicolás Maduro ha sido un rotundo fracaso. Toda la responsabilidad ha sido suya, porque tuvo la oportunidad de enmendar el camino y lo que hizo fue profundizar distorsiones. Se rodeó de asesores petroleros y económicos mediocres, sin importarle la pérdida de bienestar que ha generado entre los venezolanos.

Los indicadores sociales apuntan a una crisis importante, aumentos record en la pobreza, enfermedades erradicadas (en el país y en el mundo) han vuelto con fuerza, disminución de talla y peso de los venezolanos y de la frecuencia de comidas que toman al día. Y a pesar de 4 años muy duros, pareciera que la crisis está lejos de terminar.

La evaluación negativa aumenta si tomamos en cuenta la destrucción institucional, la pretensión de instaurar una asamblea nacional constituyente violatoria de la constitución y su negativa a realizar elecciones regionales o medirse en un referéndum.

Nunca en Venezuela estuvimos tan mal y con una perspectiva tan negativa.

Ideas Finales

Parece tarea muy difícil encontrar una buena noticia en estos 4 años de “madurismo”. Tal vez la única es que una parte de la sociedad venezolana haya aprendido la lección de no volver a votar proyectos populistas y tomarse más en serio la capacidad y calidad de los candidatos a la hora de una elección.