Oscar Romero: El cambio de gobierno es lo que reclama el pueblo

Oscar Romero / foto Prensa
Economista Oscar Romero / foto Prensa

 

 

El potencial económico y financiero que tiene Venezuela, se pierde de vista, y hay cabida para los inversionistas, siempre y cuando se le garantice la seguridad jurídica, y que no han garantizado estos gobiernos maula de Nicolás Maduro y Chávez, y no lo han hecho, con las consecuencias que vivimos, de allí la urgencia de un nuevo gobierno, dijo Oscar Romero Amaré, economista.

Nota de Prensa
Romero piensa que actualmente se vive en una anarquía, donde no hay estado de derecho, ni a quien a recurrir, y que una vez que cambie todo esto, se podrá recuperar la confianza, y es un proceso, pero que con el simple cambio político en el gobierno, ya se inicia un proceso de recuperación de la confianza en los entes gubernamentales, y posibilidades de inversión hay de sobra.

Con un barril de petróleo que ronda por los cuarenta dolares el barril, y que continuamos dependiendo económicamente de los sube y baja de los precios del crudo, si se sigue con estas políticas, cada vez vamos a estar peor, porque la tendencia en el mundo es a consumir menos petróleo, y ya se están desarrollando fuentes alternativas energéticas no contaminantes, por el hecho de la supervivencia del planeta, dijo Romero.

No es que el petróleo dejara de ser una fuente de energía de inmediato o súbitamente, pero seguirá disminuyendo esta dependencia, y los precios del petróleo siguen bajando porque hay una recesión económica mundial, y en Venezuela los fondos de ahorro fueron dilapidados, con unas graves consecuencias para la economía venezolana, agregó.

En Venezuela no es necesario, sino de urgencia cambiar el modelo de la economía, y por ende, del gobierno y sus funcionarios, y que desde ya se está trabajando para repatriar esos capitales que salieron del país, así como las reservas de oro, porque si se abren las bóvedas del Banco Central, lo que se puede hasta conseguir es un vale por doce mil millones de dolares, concluyó.