Carrasquero y Viera-Blanco: Las cartas están echadas… y no tienen ases bajo la manga

 

La indignación, el dolor, la ansiedad de cambio que vive el país va a mantener la calle viva, pero ese desbordamiento que estamos viviendo necesita del aliento que puede significar un pronunciamiento del Consejo de Seguridad o desde el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para enjuiciar por delitos de genocidio, de lesa humanidad y tortura a los actores que están en Venezuela cometiendo esos delitos, más allá de lo que ya se ha denunciado sobre el narcoestado.

El solo pronunciamiento y determinación de la comunidad internacional -convencida de la ruptura del orden democrático en Venezuela -acompañada de posiciones de democracias serias como la Canadiense, Norte Americana o Europeas que lo están haciendo con mucha fuerza ( solicitud de elevar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas la revisión del caso Venezuela) es lo que marcará la diferencia en este proceso inédito de revertir el totalitarismo instalado el país.

Vea el análisis de Orlando Viera-Blanco y José Vicente Carrasquero en Hacia la Venezuela Ideal