El Chigüire dedica su premio Havel al pueblo venezolano harto de Maduro (fotos)

BER-2017-05-24-001 OSLO (NORUEGA), 24/05/2017.- Juan Andrés Ravell, Elio Casale y Oswaldo Graziani, fundadores demedio digital de noticias satíricas sobre la realidad venezolana "El Chigüire Bipolar", reciben el Premio Havel a la Disidencia Creativa que entrega la Human Rights Foundation (HRF) por su contribución en la defensa de la libertad de expresión en el país, en Oslo, Noruega, hoy, 24 de mayo de 2017. EFE/Berit Roald PROHIBIDO SU USO EN NORUEGA
Juan Andrés Ravell, Elio Casale y Oswaldo Graziani, fundadores demedio digital de noticias satíricas sobre la realidad venezolana “El Chigüire Bipolar”, reciben el Premio Havel a la Disidencia Creativa que entrega la Human Rights Foundation (HRF) por su contribución en la defensa de la libertad de expresión en el país, en Oslo, Noruega, hoy, 24 de mayo de 2017. EFE/Berit Roald PROHIBIDO SU USO EN NORUEGA

 

Los fundadores del informativo sarcástico “El Chigüire Bipolar”, Oswaldo Graziani, Juan Andrés Ravell y Elio Casale, dedicaron hoy su premio Havel al pueblo venezolano harto de ver bailar en televisión al presidente Nicolás Maduro, mientras en la calle se suceden las protestas y la hambruna.

Los responsables del galardonado medio digital de noticias satíricas sobre la realidad venezolana, populares por hacer chistes tanto del Gobierno como de la oposición, agradecieron el Havel portando una bandera patria y con la exhibición de un vídeo que refleja la situación en el país.

“Mejor mostramos un vídeo que es lo que mejor sabemos hacer, en vez de hablar, que no se nos da muy bien”, explicó Graziani para dar paso a una proyección de imágenes en las que se explica que si uno mira cualquier canal de televisión en Venezuela lo único que ve es a Maduro bailando.

“Pero si uno mira hacia otro lado, ve la realidad”, prosigue el vídeo, en el que se detalla que Venezuela tiene uno de los mayores índices de asesinatos y altas cifras de hambruna infantil, además de vivir una situación de emergencia sanitaria y contar con la tasa de conexión a internet más baja de Latinoamérica.

“El Chigüire” recibió el galardón a la “Disidencia creativa” de la Fundación Human Rights Foundation (HRF) junto a la poeta bareiní Aayat Alqormozi y al actor y dramaturgo zimbabuense Silvanos Mudzvova.

Todos ellos recibieron la estatuilla de “La Diosa de la Democracia”, erigida por estudiantes chinos con motivo de las protestas ocurridas en la plaza de Tiannanmen en junio de 1989.

Igualmente, el reconocimiento implica un premio de 350.000 coronas noruegas (alrededor de 37.000 euros).

La ceremonia en el NYE Theatre de la capital noruega estuvo amenizada por una actuación de la cantante estadounidense Carah Faye.

HRF instauró el premio Havel en honor al escritor, disidente y expresidente checo Václav Havel tras su fallecimiento, con el fin de reconocer a aquellos que, siguiendo el ejemplo de Havel, “desenmascaran dictaduras con valentía e ingenio y deciden vivir en la verdad”.

Los premiados en ediciones anteriores incluyen al artista chino Ai Weiwei, el grupo de punk de protesta ruso Pussy Riot, el activista por la democracia norcoreano Park Sang Hak, la defensora de los derechos de la mujer saudí Manal al-Sharif y el artista de grafiti cubano Danilo “El Sexto” Maldonado. EFE

BE5 OSLO (NORUEGA), 24/05/2017.- (i-2d) Juan Andrés Ravell, Elio Casale y Oswaldo Graziani, fundadores del medio digital de noticias satíricas sobre la realidad venezolana "El Chigüire Bipolar", reciben el Premio Havel a la Disidencia Creativa que entrega la Human Rights Foundation (HRF) por su contribución en la defensa de la libertad de expresión en el país, en Oslo, Noruega, hoy, 24 de mayo de 2017. EFE/Berit Roald PROHIBIDO SU USO EN NORUEGA
BE5 OSLO (NORUEGA), 24/05/2017.- (i-2d) Juan Andrés Ravell, Elio Casale y Oswaldo Graziani, fundadores del medio digital de noticias satíricas sobre la realidad venezolana “El Chigüire Bipolar”, reciben el Premio Havel a la Disidencia Creativa que entrega la Human Rights Foundation (HRF) por su contribución en la defensa de la libertad de expresión en el país, en Oslo, Noruega, hoy, 24 de mayo de 2017. EFE/Berit Roald PROHIBIDO SU USO EN NORUEGA