Al menos 282 detenidos y 144 heridos han dejado las manifestaciones en Anzoátegui

(foto Samir Aponte)
(foto Samir Aponte)

 

Han transcurrido 55 días desde que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) emitió un fallo en contra de las competencias e inmunidad de la Asamblea Nacional (AN), lo cual desató una ola de protestas en el país. Así lo reseña eltiempo.com.ve

Por Giovanna Pellicani

Desde entonces, las acciones de calle en Anzoátegui no han cesado y hasta ahora se han registrado 282 detenciones, 144 heridos entre ellos 126 manifestantes y 18 funcionarios policiales lesionados, además de y 14 establecimientos comerciales saqueados.

Dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la entidad han acatado el llamado hecho por la dirección nacional de esa alianza a realizar acciones pacíficas de calle, pero han denunciado que grupos vandálicos se escudan en esas actividades antichavistas para protagonizar hechos delictivos.

Luego del fallo de los magistrados, el pasado 1ero de mayo, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, declaró que esa decisión significaba la ruptura del hilo constitucional en Venezuela.

A pesar de que la alta corte enmendó parcialmente las sentencias 155 y 156 que prácticamente anulaban a la AN, las protestas no se hicieron esperar.

Fue el 4 de mayo, cuando líderes estadales de la unidad rechazaron públicamente la sentencia y convocaron a una gran concentración. Ya los dirigentes estudiantiles tenían cuatro días protestando en el distribuidor Fabricio Ojeda del municipio Urbaneja para exigir la destitución de los magistrados.

El día siguiente se registró el primer enfrentamiento, cuando la concentración opositora convocada para el distribuidor morreño fue reprimida por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana. En el hecho, cuatro manifestantes resultaron heridos por impactos de perdigones y dos uniformados lesionados.

El 6 de abril, por segundo día consecutivo, funcionarios policiales impidieron la marcha de la plataforma opositora que se dirigía hacia la pasarela de Boyacá en Barcelona. Allí, cinco muchachos fueron arrestados y cuatro resultaron heridos con impactos de perdigones.

Cuatro días más tarde, afectos al Gobierno se enfrentaron a los antichavistas que se concentraban en el elevado de Puerto La Cruz. Dos jóvenes terminaron con heridas abiertas en la cabeza.

Arremetida
Luego de mantener 18 días continuos de acciones pacíficas de calle, dirigentes de la MUD convocaron a una gran concentración en el distribuidor Fabricio Ojeda, sitio que luego se convertiría en una zona de batalla campal.

El 19 de abril se registró una de las más grandes alteraciones en la zona norte de la entidad y también la que ha arrojado mayor cantidad de heridos, 22 en total y 78 detenidos.

La represión incentivó, aún más, las manifestaciones en Anzoátegui.

Al día siguiente se iniciaron las protestas nocturnas en la entidad, que hasta el 23 de abril arrojaron diez detenciones.
Las acciones de calle no cesaron a nivel regional, pero fue el 4 de mayo cuando nuevamente los cuerpos de seguridad actuaron contra los manifestantes, esta vez los afectados fueron los vecinos de El Tigre.

Una protesta iniciada en la avenida Miranda de esa ciudad sureña terminó con 34 jóvenes detenidos.

Cierre de calles, plantones, marcha por las víctimas y concentraciones continuaron en la zona norte del estado, y el pasado 10 de mayo, durante la marcha de los escudos en Barcelona, se presentó otro enfrentamiento entre uniformados y jóvenes opositores. Terminó con 18 detenidos y 10 heridos.

En esa acción participó la coordinadora nacional del partido Vente Venezuela, María Corina Machado.

Otro episodio de estos casi dos convulsionados meses se sucedió cuando estudiantes de la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (Ugma) de Barcelona, apelaron a las redes sociales para enviar llamados de auxilio, luego de que funcionarios policiales arremetieran contra esa casa de estudios.