Alexander Guerrero E.: El falso dilema de la AN con Goldman Sachs (la zorra detrás de los perros)

Alexander Guerrero E. @alexguerreroe
Alexander Guerrero E. @alexguerreroe

 

El affaire donde juegan BCV, Goldman Sachs (GS) y la Asamblea Nacional (AN) luce bizarro. Al leer la carta del presidente de la AN a GS por momentos pensé que el presidente de la AN desconocía que el riesgo PDVSA supera el 23-27% desde hace unos cuatro años, noticia vieja, los certificados CDS que orientan el riesgo de los países y de empresas lo dicen, inclusive estiman la probabilidad de default y el de PDVSA ha marcado ya 69% en los últimos dos años, de hecho, el mercado tiembla cada vez que PDVSA tiene que pagar intereses y capital.

Supongo que el presidente de la AN estaba informado; sus asesores lo deben saber, están obligados. Tampoco creo que la AN quería entrar en el debate político en USA entre el Partido Demócrata (PD) y el gobierno de Trump entre otros porque en su gobierno Trump tiene varios ex ejecutivos de GS comenzando por su secretario del Tesoro. Pero lucía interesante pensar que la AN aprovechaba esa diatriba entre Trump y el PD para poner el problema venezolano en línea con la opinión pública americana, la cual podría tener algún interés en nuestra tragedia en medio de la riña política entre Trump y el PD en USA.

Pero al ver a senadores y diputados demócratas firmar cartas contra el gobierno de Trump “preocupándose” por la compra de los bonos de PDVSA, por parte de GS, llegué a pensar que el presidente de la AN estaba en jugada de alturas. Ello no me satisfizo, porque  no comprendía como, sabiendo que el culpable del elevado riesgo de PDVSA/Venezuela – el cual deprecia sus pasivos, convierte sus bonos en basura- era el gobierno. ¿Por qué no lo enfrentó y solicitó interpelación al presidente del BCV y al Ministro de Finanzas de Venezuela y armar el natural zaperoco político para que los venezolanos más asimétricos a las noticias financieras se convencieran que el drama venezolano que traen los elevados riesgos de PDVSA y la República de Venezuela nos ha traído terribles daños?

Teníamos la evidencia, desde un comienzo que el mercado de capitales nos veía con un riesgo in crescendo, así llegaron PDVSA y la República al cierre de los mercados voluntarios de deuda, un encarecimiento del crédito externo, descapitalización de empresas extranjeras en Venezuela y cierre de muchas, desempleo, contracción económica, severos desbalances fiscales, hiperinflación, empobrecimiento y una certificación de pérdida de capital reputacional, y en los hechos transformar al venezolano en un maula internacional porque el peso de la opinión pública internacional que nos acercábamos a un default nos muestra la cara de un colapso financiero que aunque sabemos comenzó por el 2012, estaría llegando a su clímax este año, por un probable default.

Con todo eso en el portafolio para una oposición fructífera y eficiente, aprovechar el evento de los bonos para informar al venezolano del desastre y donde están las culpas de la escasez, racionamiento, colas, cierres de empresas, desempleo contracción económica y realmente hambre, pensé que el presidente de la AN estaba desaprovechando una oportunidad dorada que podía perder por darle atención al “hombre dorado”.

 

Pdvsa22

 

Me dije, el presidente de la AN está botando la bola, es más rentable develarle al país por qué ocurre lo que está pasando, porque aún muchos no lo saben, surgió entonces el tema que GS financiaba a la dictadura, que el dinero de los bonos servía para torturar a los venezolanos. En territorio americano ese argumento se pierde porque desde siempre los americanos han separado lo político de los otros temas sucedáneos, por supuesto, no impedirá que los medios americanos le den cabida como noticia.  El mercado hablara de GS porque es un icono en las finanzas mundiales, y muy competitivo y tiene desde luego detractores, no los oirá.

Quizás en medio de la fuerte diatriba que se desata en la política americana de demócratas en fuerte ofensiva contra Trump, los primeros aprovechen lo de los bonos que compró GS y ganen puntos entre algunos sectores de la opinión pública americana. También es cierto que detrás de los bonos en poder del BCV no estaba GS únicamente, también estaban dos bancos americanos, ambos con conexiones en Venezuela y pujaban con GS, la competencia se estaba dando fuera del mercado secundario porque los bonos estaban en el balance del BCV. Había también un banco europeo y un banco japonés quien al final compró el remanente de esos bonos según se promueve en los medios.  

Quizás la gente de GS buscaba el zafarrancho y así espantar a los bancos que competían por esos bonos, o simplemente llegaron primero. Todo ello muy lógico en la compra de unos bonos que no “estaban” en el mercado secundario en tenedores naturales sino en poder del BCV, lo cual bajaba “automáticamente” el precio a los bonos. Los bonos en el balance del BCV inflaban o, mejor dicho, maquillaban su balance inflando contablemente las reservas internacionales, aunque no liquidas. Hay que recordar que el endeudamiento masivo tanto de PDVSA como de la República en estos últimos 12 años ha sido muy dinámico, tanto que, en el mercado interno, privados, banqueros, casas de bolsa, intermediarios políticos y financieros, como siempre en relación incestuosa, y en virtud del elevado volumen de comisiones que allí se juegan también crearon esquemas prácticos de blanqueo de dinero.

 

PdvsaBonos

 

Todo ello porque muchos de esos bonos, aproximadamente una tercera parte nunca fue al mercado secundario inmediatamente siguiendo al primario, sino que fueron asignados a la banca pública, era con lo cual se compensaban balances de esos bancos y otras “artificios financieros “aprendidos por Chávez y Ramirez de sus amigos banqueros que se han adosado al sector público desde el mismo inicio de la revolución. Por ello en ese teatro podemos encontrar a tirios y troyanos en un juego donde la política no cuenta, tiene precio. Esos bonos en balances de la banca pública son administrados por el Min Finanzas; con ellos se pagaban importaciones de alimentos y se alimentaban las finanzas extrapresupuestarias del gobierno. Ese mercado era movido públicamente por brokers tanto en la opinión pública, medios, circuitos políticos etc.

En oportunidades oíamos al presidente Chávez referirse al mercado de bonos y a otros problemas financieros y económicos en planteamientos que afectaban el precio hacia arriba o hacia abajo, con lo cual pensábamos que el propio Chávez con su propio verbo intervenía en el ese mercado afectando el precio en la direccione sus palabras lo motivaban. De todo hay en la viña del Señor. No se me ocurre nada más. Insisto en que el costo de oportunidad que se ha pagado es alto cuando el país debió haber sabido con la voz de la AN que esa compra “barata” corría porque las policías del gobierno se imponían para abaratar el país.

@alexguerreroe

Blog.alexanderguerrero.com

www.alexanderguerrero