¿Qué pasará cuando Melania y Barron se muden a la Casa Blanca?

FamiliaTrump

 

Barron Trump será el primer niño en vivir en la Casa Blanca desde hace 50 años, cuando John F. Kennedy Jr. llegó a esta residencia en 1963. Mientras Donald Trump se mudaba a Washigton para cumplir con sus labores como presidente, Melania y Barron decidieron quedarse en Nueva York para que terminara la escuela y después mudarse formalmente a la Casa Blanca.

Las habitaciones donde la familia presidencial se alojará y pasarán su tiempo libre están en el segundo y tercer piso, y tienen toda la libertad posible para redecorarlos como deseen.

En cuanto a la seguridad, toda la familia tiene asignado un equipo que los protegerá las 24 horas del día, cosa que ya tienen también en Nueva York. De acuerdo al historiador Edward Lengel, los hijos de los presidentes no tienen mucha privacidad o libertad de tránsito más allá de los cuartos familiares en la Casa Blanca.

Seguramente Melania y Barron no se aburrirán durante los cuatro años que pasarán en Washington, ya que entre las cosas que tiene la Casa Blanca hay una cancha de basquetbol, un campo para correr, alberca, sala de cine y también un boliche. Según Lengel, Amy Carter tenía una casa del árbol y Chelsea Clinton una habitación especial para desayunos.

Entre los muchos privilegios que la familia presidencial tendrá, también se encuentra el de tener un equipo en la cocina que atenderá todos y cada uno de las peticiones culinarias que puedan tener. Aunque el presidente paga por sus víveres, el equipo de cocineros se encarga de la preparación de todos los alimentos. Medios reportan que Donald Trump ya ha llenado la cocina con sus snack favoritos: papas fritas Lays y mucha Coca Cola. Sin duda, Barron será muy feliz en esta parte de la casa ya que inclusive una cocina especial para dulces y postres.

Además de todo lo anterior, Barron y Melania podrán hacer uso de la casa para organizar fiestas y reuniones en cualquier momento que deseen, tal y como lo hizo Malia Obama en el verano de 2016, cuando hizo una fiesta para celebrar su cumpleaños y llevó invitados como Kendrick Lamar y Janelle Monaé.

Barron también entrará a una escuela nueva, ya que Donald y Melania han decidido inscribirlo en la St. Andrew’s School, una institución privada ubicada en Potomac, Maryland. “Estamos muy emocionados por que nuestro hijo asista a St. Andrew’s. Es conocida por su comunidad diversa y su compromiso a la excelencia académica”, dijo Melania en un comunicado.

Información de Quien