Red por la defensa al Trabajo: Venezolanos se han ido del país por falta de oportunidades

El gobierno peruano está otorgando permido de trabajo a los venezolanos (Foto Reuters)
El gobierno peruano está otorgando permido de trabajo a los venezolanos (Foto Reuters)

 

El presidente de la Red por la defensa al Trabajo, la Propiedad y la Constitución, Vicente Britos, sostuvo que es triste la situación que están viviendo los venezolanos al ver como gran cantidad de familiares, amistades y conocidos, han tenido que salir del país y buscar mejores destinos en otras latitudes por las carencias y falta de oportunidades que padecemos, consecuencia de la crítica situación económica y social que nos afecta, ocasionada por la imposición de políticas públicas que han provocado desempleo por cierre de empresas, confiscaciones de tierras y caída de la producción nacional, lo cual ha causado las graves limitaciones sociales que nos agobian tales como crecimiento de la pobreza, hiperinflación y caída del consumo.

Nota de prensa

Afirma que unos cinco millones de Venezolanos se encuentran regados en casi 50 países del mundo (nos referimos a donde al menos se han radicado unos 10.000 compatriotas), la gran mayoría se ha quedado en el continente Americano desde Chile a Canadá, con cifras que rondan el millón de venezolanos en Colombia y Estados Unidos.

“Afortunadamente en casi todos los países donde se encuentran desplazados, han tenido tolerancia y a muchos se les han dado permisos temporales de trabajo, así como estatus desde refugiado hasta asilados políticos, permitiéndosele ejercer las múltiples actividades que desarrollan para sostener sus necesidades de alimentación y alojamiento, teniendo muchos de ellos que realizar múltiples trabajos para sostenerse y hasta parte de ellos apoyan con algunos recurso a los familiares que vivimos aquí”.

A su juicio, lo preocupante es que la gran mayoría de los ciudadanos son profesionales y jóvenes preparados que ante la falta de oportunidades en el país, han optado por buscar nuevos destinos, habiendo realizados grandes contribuciones en otros países a su desarrollo, como: la producción de gas y petróleo, medicina, educación, construcción, entre otros.

Agregó que otros han montado ventas de comida, promoviendo la arepa y la cachapa como platos internacionales y la gran mayoría ejerce múltiples oficios, lo que sí es importante destacar es que nos hemos ganado la fama de buenos trabajadores, lo cual nos ha permitido lograr el respeto y solidaridad de muchos de los ciudadanos de los países en que nos encontramos, salvo en algunos pocos casos que se nos han tratado mal o rechazado.

Funcionamiento de empresas

Explicó que la ausencia de ese importante número de venezolanos emigrados la podemos observar en el funcionamiento de buena parte de las actividades económicas, petroleras, salud y operatividad productiva de nuestro país.

Los ejemplos más evidentes los tenemos en las empresas e instituciones públicas las cuales han sido de las más afectadas con este éxodo de técnicos y profesionales, al aplicar políticas de despidos por el solo hecho de ser antagónicos o disidentes al proyecto político ideológico que se nos pretende imponer.

“Los efectos de sus ausencias, lo podemos observar en las caídas dramáticas que han tenido en su capacidad de producción los distintos niveles de la actividad empresarial pública, así como las limitantes observadas en nuestros hospitales por falta de médicos y técnicos de los distintos servicios que se deberían prestar y que no se obtienen al ser requeridos por los necesitados de ser operados o tratados de las dolencias o enfermedades que nos afectan, por la falta de estos profesionales”.

Finalmente lamentó que pasamos de ser un país de inmigrantes y grandes oportunidades a uno de emigrantes con profundas limitaciones y carencias, que nos ubica dentro de los últimos 30 países del mundo con mayor caída en los últimos años en desarrollo humano y calidad de vida, lo cual se puede determinar en la dramática disminución del consumo no solo en alimentos y medicinas, sino para adquirir vehículos, electrodomésticos, materiales de construcción, etc.