Luis Eduardo Martínez: En el Senado español

Thumbnail luis-eduardo-martinez-190

Por invitación del Senador Dionisio García Carnero, portavoz de la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado español, fuimos recibidos en el Palacio de la Plaza de la Marina, donde conversamos largamente con parlamentarios interesados en el acontecer venezolano.

Nos sorprendió el conocimiento que tienen de la situación del país y la solidaridad que les anima. Explicaron que en los últimos años Venezuela ha sido objeto de 43 discusiones en plenaria; relataron de algunos de ellos que fueron devueltos groseramente del aeropuerto de Maiquetía, otros que intentaron infructuosamente ver a Leopoldo López y uno que pudo visitar a Antonio Ledezma. La anécdota más curiosa fue la del propio García Carnero quien contó que, en vida de Chávez, pudo ingresar al Palacio de Miraflores gracias al líder del extremista Podemos, Pablo Iglesias, quien no solo le franqueó las puertas sino que pasó a su oficina para mostrarle buena parte de la arquitectura jurídica que preparaban para hacer del país una nueva meca del comunismo internacional. No se lo dijo Iglesias, pero es fama que la asesoría de los radicales españoles costó a los venezolanos 3,5 millones dólares.

Presentamos el cuadro a la fecha, con decenas de muertos, centenares de torturados, heridos y presos, miles de perseguidos y exiliados, por el solo delito de disentir y exigir democracia plena, pero también el dramatismo de la crisis económica-social. Abordaron ellos el tema de las expropiaciones que han afectado en cuantía considerable a particulares y empresas españolas. Hablamos naturalmente de la constituyente que perciben correctamente como la muerte definitiva de las muy pocas libertades aún existentes y la instauración de un modelo totalitario como pocos quedan en el mundo.

Miramos también el futuro y ante la convicción que pronto cambiará el estado de cosas, los Senadores se ofrecieron para intervenir ante el gobierno y el Euro parlamento, en procura de gestionar los cuantiosos recursos que se demandarán para reconstruir nuestra nación. “Estamos seguros –afirmaron- que un nuevo gobierno obtendrá de inmediato el apoyo internacional y contará con los flujos de capital necesarios para sacar rápidamente a vuestro país adelante, además de los inversionistas privados que con seguridad jurídica se volcarán sobre Venezuela”.

Ya en los finales quisieron darnos un consejo que oído valoramos:
“Nosotros creemos que ustedes están muy cerca de triunfar pero para ser sinceros en varias ocasiones hemos pensado lo mismo. Cada fracaso que ha tenido la oposición venezolana lo hemos analizado y si bien son varias las razones en cada caso, hay una constante: las agendas personales, las ambiciones o aspiraciones de sus líderes –incluso siendo legítimas-, la falta de verdadera unidad, las zancadillas entre ustedes, han hecho daño y facilitado derrotas. Esperamos que hayan aprendido esa lección”. Prometimos citar literalmente sus palabras, transmitirlas en lo que estuviera a nuestro alcance y así comenzamos a hacerlo.

@luisemartinezh