EN FOTOS: Trato degradante e inhumano a los presos políticos en el Sebin

Sede del Sebin en El Helicoide / Foto Archivo
Sede del Sebin en El Helicoide / Foto Archivo

 

 

Las condiciones en las que mantienen las autoridades policiales a los detenidos en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en la sede de El Helicoide, viola las reglas básicas para su permanencia en dichas instalaciones que han sido “acondicionadas” como centros de reclusión.

LaPatilla.com

Al respecto, el director del Observatorio Venezolano de Prisiones y defensor de los Derechos Humanos, Humberto Prado, ha manifestado su preocupación “por las constantes violaciones a los derechos humanos de los privados de libertad en Venezuela, debido a que se están trasgrediendo las normas suscritas en los tratados nacionales e internacionales”.

“Ningún recluso será sometido a tortura ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, contra los cuales se habrá de proteger a todos los reclusos, y no podrá invocarse ninguna circunstancia como justificación en contrario”, recalcó Prado.

En reiteradas oportunidades, los presos políticos que se encuentran en estos calabozos, han denunciado que han sido objeto de torturas, así como también de no tener acceso a la luz del sol, visita de familiares y entrevistas con sus abogados.

Al respecto, el artículo 272 de la Constitución Nacional expresa que:

“El Estado garantizará un sistema penitenciario que asegure la rehabilitación del interno o interna y el respeto a sus derechos humanos. Para ello, los establecimientos penitenciarios contarán con espacios para el trabajo, el estudio, el deporte y la recreación, funcionarán bajo la dirección de penitenciaristas profesionales con credenciales académicas universitarias, y se regirán por una administración descentralizada, a cargo de los gobiernos estadales o municipales, pudiendo ser sometidos a modalidades de privatización. En general, se preferirá en ellos el régimen abierto y el carácter de colonias agrícolas penitenciarias. En todo caso, las fórmulas de cumplimiento de penas no privativas de la libertad se aplicarán con preferencia a las medidas de naturaleza reclusoria. El Estado creará las instituciones indispensables para la asistencia pospenitenciaria que posibilite la reinserción social del exinterno o exinterna y propiciará la creación de un ente penitenciario con carácter autónomo y con personal exclusivamente técnico”.

Prado asegura que “los tratados internacionales, suscritos y avalados son de obligatorio cumplimiento por los organismos del Estado, por lo que exigimos a las autoridades la aplicación de los mismos y el respeto a los ciudadanos. De acuerdo a esto, nos permitimos recalcar que las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos (Reglas Mandela) refieren que todos los reclusos deben ser tratados con el respeto que merecen su dignidad y valor intrínsecos en cuanto seres humanos”.

Debido a que las denuncias de estos tratos inhumanos han sido denunciados por los propios presos políticos, el reportero gráfico Jesús Medina Ezaine, a compartido a través de su cuenta en la red social Twitter, algunas imágenes que certifican como se violan sus derechos humanos en estos calabozos.