Enlatadoras de alimentos se quedaron sin hojalata por culpa de Sidor

Sidor Socialista

 

Las compañías enlatadoras que a finales de marzo recibieron despachos de hojalata por parte de la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) ya agotaron los inventarios del material y están nuevamente paralizadas o en mínimos operativos, a la espera de que se realice un nuevo suministro del laminado de acero indispensable para la industria alimenticia, publica Correo del Caroní.

“Tenemos una semana paralizados. La hojalata se acabó hace como dos semanas en el caso de HV Envases. Estamos esperando las notificaciones de Sidor sobre la próxima entrega”, aseguró Luis Enrique Aguilar, presidente de HV Envases, compañía del estado Aragua que fabrica latas para atún, sardinas, mantequilla y Pirulín, entre otros rubros alimenticios.

La empresa Envases Venezolanos, otra de las más importantes enlatadoras del país, agotó el despacho de hojalata en apenas cuatro semanas tras el suministro. El presidente de la compañía también ubicada en Aragua, Leopoldo Bello, indicó que el material se procesó y entregó, por lo que “estamos esperando que Sidor saque un nuevo lote”.

La industria cuenta con una línea de envases para alimentos como sardinas, atún, cárnicos como jamón endiablado, vegetales como granos, frutas y palmito; así como una línea industrial para recipientes metálicos de pintura, productos químicos y grasas como aceite vegetal con capacidad de 18 litros.

El ritmo de producción de Sidor no es positivo, pues la crisis de insumos y equipos mantiene la producción de hojalata en mínimos. Entre marzo y mayo, la producción del material fue nula.

Entre enero y mayo, Sidor ha producido apenas 1.662 toneladas de hojalata, fabricadas específicamente en febrero, de acuerdo con cifras obtenidas por Correo del Caroní. En enero, marzo, abril y mayo, la producción estuvo paralizada, lo que impide cubrir la demanda nacional de hojalata que se estima en 2 mil toneladas al mes.

Este monto podría ser producido por Sidor en apenas tres días, si la planta estuviera en condiciones óptimas, considerando que su capacidad instalada de producción es de 23.333 toneladas al mes. Pero lo cierto es que en los primeros cinco meses del año, la estatal no ha logrado cubrir ni un mes de demanda de las enlatadoras nacionales en su totalidad.

En este periodo, la industria –reestatizada en 2008 por orden del expresidente Hugo Chávez- planeaba producir 6.077 toneladas de hojalata.

Aunque algunas compañías nacionales han tenido que recurrir a la importación de hojalata para mantener sus operaciones, debido a la deficiente producción de Sidor, la opción más económica sigue siendo la obtención del producto nacional.

“El producto se encarece demasiado si es importado y pocos clientes están dispuestos a comprar a ese monto”, dijo un empresario del sector, que prefirió mantener su nombre en reserva.

En marzo, Sidor entregó 1.680 toneladas de hojalata a estas dos compañías, así como a Domínguez & Cía. El entonces ministro de Pesca, Gilberto Pinto Blanco, estimó que las enlatadoras contaban con tres meses de inventarios de hojalata, 45 días con insumo importado con divisas preferenciales y la misma cantidad con el despacho de Sidor.

El funcionario estimaba que a más tardar en agosto podrían estar realizando el próximo despacho de hojalata, pero confiaba -optimista- en que el suministro se concretaría entre finales de mayo y junio. A ocho días de culminar el sexto mes del año, el panorama es desalentador.