Varios edificios en Londres tienen revestimientos inflamables como el de la Torre Grenfell

Smoke and flames billows from Grenfell Tower as firefighters attempt to control a blaze at a residential block of flats on June 14, 2017 in west London. At least six people were killed Wednesday when a massive fire tore through a London apartment block in the middle of the night, with witnesses reporting terrified people had leapt from the 24-storey tower. / AFP PHOTO / Adrian DENNIS
La  Grenfell Tower en Londres / AFP PHOTO / Adrian DENNIS

 

Varios edificios en el Reino Unido tienen revestimientos inflamables como el que se cree que tuvo un papel nefasto en la tragedia de la Torre Grenfell de Londres, anunció este jueves la primera ministra Theresa May.

En una intervención en el Parlamento sobre el incendio que el miércoles pasado dejó al menos 79 muertos en un bloque de viviendas sociales, May dijo que el gobierno había ordenado examinar el revestimiento en los edificios de todo el país.

“Poco antes de venir a la Cámara (de los Comunes), me informaron que algunos tests revelaron que eran inflamables”, dijo May, sin precisar de cuántos edificios hablaba.

“Las autoridades locales y los servicios de bomberos locales concernidos fueron informados, y, mientas hablo, están tomando todas las medidas necesarias para asegurarse de que los edificios son seguros e informar a los vecinos afectados”, explicó May.

La primera ministra no quiso señalar directamente al revestimiento de la Torre Grenfell como culpable de la rápida expansión de las llamas, “pero, como precaución, el gobierno organizó el examen de los revestimientos en todos los edificios relevantes”.

May enumeró todas las ayudas recibidas por los vecinos afectados, después de recibir una lluvia de críticas por evitarlos al día siguiente del incendio, cuando visitó el edificio del barrio de Kensington y Chelsea y se reunió sólo con los servicios de rescate.

Muchos de los moradores de la Torre Grenfell eran inmigrantes, y May quiso tranquilizarles prometiendo que su estatuto legal no será un obstáculo para recibir ayudas: “no habrá controles de inmigración”, prometió.

Este jueves, una semana y un día después, llegó la primera dimisión por la tragedia, la de Nicholas Holgate, director ejecutivo del concejo de Kensington y Chelsea, el más alto funcionario de esta administración local.

AFP