Bloomberg: Es improbable que la Casa Blanca aplique sanciones contra el crudo venezolano

TrumpWhiteHouse

 

De acuerdo con una fuente consultada por Bloomberg, es poco probable que la administración Trump prohíba las importaciones de crudo proveniente de Venezuela, a pesar de que esté considerando aplicar una serie de sanciones contra el sector energético del país suramericano.

Por: Catherine Traywick y Jennifer A. Dlouhy / Bloomberg / Traducción libre del inglés de LaPatilla.com

Las autoridades estadounidenses no han tomado ninguna decisión sobre qué sanciones podrían imponerse a Venezuela, pero tienen serias preocupaciones sobre el impacto que podría tener un embargo en los precios de la gasolina y la economía en su conjunto, afirmó la fuente que solicitó el anonimato por no estar autorizada para dar declaraciones.

La prudencia de Trump se debe a las presiones que realizan las empresas petroleras para que no se concreten las nuevas sanciones contra Venezuela, debido a que detendrían los suministros de las refinerías estadounidenses, incluidas Valero Energy Corp, Phillips 66 y Chevron Corp.

 

Gráfico: Bloomberg
Gráfico: Bloomberg

 

La Asociación Americana de Combustibles y Petroquímicos, la mayor asociación de refinadores estadounidenses, ha instado al Secretario de Estado, Rex Tillerson; al Secretario de Comercio, Wilbur Ross, y a otros funcionarios del gabinete, a excluir las importaciones de crudo venezolano de un posible paquete de sanciones.

“Las sanciones que limitan las importaciones estadounidenses de crudo venezolano perjudicarían a muchas refinerías estadounidenses, especialmente a las de las regiones de la Costa del Golfo y de la Costa Este, que han optimizado el uso de crudos amargos producidos en Venezuela”, dijo el presidente de la AFPM, Chet Thompson.

El sector argumenta que cortar la oferta exprimiría sus márgenes y elevaría los precios de la gasolina.

Venezuela fue el segundo mayor proveedor de crudo a la costa del Golfo en 2016, con un total de 701.000 barriles diarios, según información publicada por la Administración de Información de Energía de EEUU. Las refinerías estadounidenses también importaron 24,4 millones de barriles de crudo del país en abril.

Citgo Petroleum Corp, la refinería estadounidense controlada por la petrolera estatal venezolana Petroleos de Venezuela SA, ocupa la mayor proporción de esas importaciones, seguida por Valero, Chevron y Phillips 66.

La Casa Blanca está considerando aplicar más sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro a raíz de su intención de reescribir la Constitución Nacional y el incremento del deterioro y la violencia en el país. (Bloomberg)