Diputado Barragán en la USB: Es la dictadura la que ha sometido al desprecio y escarnio público a la Fanb

Foto: Luis Barragán / Archivo
Foto: Luis Barragán / Archivo

 

“El obrar político sintetiza toda idea, acción y emoción frente a una historia que escribimos al realizarla y nunca debemos renunciar a la política como un acto de fe”, enfatizó el diputado Luis Barragán en el foro realizado en la Universidad Simón Bolívar sobre la constituyente madurista.

“La defensa de los principios y valores, nos fuerza a superar las circunstancias más adversas, duras y difíciles en defensa de una verdad que tarde o temprano se impone. Las grandes mayorías hoy están convencidas de una propuesta totalitaria, cuyas consecuencias más nefastas padecemos bajo el hambre y la represión, aunque apenas ayer hubo quienes se dejaron engañar. El tiempo nos dio la razón sobre el signo que ya no oculta esta dictadura y, lejos de quejarnos, los venezolanos protagonizamos una lucha desigual que vamos ganando, esperanzados en el pronto restablecimiento de las libertades, la justicia y el desarrollo”.

El parlamentario de Vente Venezuela se refirió a los consabido hechos de la Asamblea Nacional del 5 de julio próximo pasado y, aunque no los desestimó, los relacionó con la situación del país.

“El secuestro de la Asamblea Nacional, bajo la impasible mirada de la unidad militar enquistada en palacio, no tiene precedente histórico alguno. Fueron horas muy duras y difíciles para los parlamentarios, el personal administrativo y las personas invitadas a una sesión que nunca perdió su solemnidad, siendo inútil la violencia para impedir la sesión en la que aprobamos la consulta para el 16 de julio. Por lo pronto, guardando las proporciones, el secuestro no fue ni más ni menos duro que las agresiones recibidas en el pasado período legislativo, añadida la salvaje golpiza de 2013. Los conocidos eventos de la Asamblea Nacional guardan relación con la feroz represión que esta dictadura ejerce en las calles, afectando la vida e integridad de toda la ciudadanía que tiene por rehén. Pero mantenemos firmes nuestra esperanza por derrotarla definitivamente, recordando que la fe debe traducirse en obras: la protesta se mantiene en pie”.

El foro de la Universidad Simón Bolívar (USB), promovido conjuntamente por su Dirección de Cultura y la Asociación de Profesores (APUSB), contó – además – con la participación de los profesores Luis Alberto Buttó y Olga Ramos, abierto por la profesora Diana Arismendi y cerrado por el profesor William Ansaume. Todos los participantes después se incorporaron a la marcha convocada por la Unidad Democrática, fuertemente reprimida en Chacao.

Inevitable, los foristas trataron el tema militar y, al respecto, el diputado Barragán señaló:

“Es la dictadura la que ha expuesto al escarnio y al desprecio público a la Fuerza Armada Nacional que todavía está a tiempo de rectificar y de cumplir cabal y fielmente con lo pautado por la Constitución de la República, comenzando por el artículo 328. Ella está defendiendo y protegiendo a un régimen que, además de sumergirnos en una pavorosa crisis humanitaria, ha reprimido y asesinado a numerosos jóvenes. Y, el colmo, ofrecido la jurisdicción militar para dirimir el natural conflicto político que acarrea el fraude constitucional. Está a tiempo de rectificar y de contribuir al restablecimiento del orden constitucional, cuyo garante es la propia ciudadanía”.

Finalmente acotó: “Inevitable e irreprimible es y será la discusión pública y abierta sobre la pertinencia o no de tener una Fuerza Armada, después que Nicolás Maduro la ha demolido moralmente. Es muy natural que todo ciudadano dude sobre su existencia, pues, los dólares que hacen falta para los alimentos y medicamentos, se invierten en armas y equipos para reprimir las pacíficas y legítimas protestas que ya no caben siquiera en las autopistas. Si a mí preguntasen sobre la necesidad de tener una Fuerza Armada Nacional, yo diría que sí por las particulares condiciones y dimensiones del país, pero no condenaría al que se negase, sobre todo cuando tiene un hijo muerto, herido o arrollado, por la acción de un Guardia Nacional Bolivariano. La seguridad y defensa del país tiene como corresponsables a los ciudadanos, además del Estado, de acuerdo a la Constitución. Y será pertinente contar con unas Fuerzas Armadas bajo un Estado Constitucional a reivindicar, profesionalizada y especializada en el sector defensa”.

Nota de prensa.