Los diez fracasos más épicos al tratar de tomar una foto panorámica (+FOTOS)

Panoramicas

 

 

El efecto panorámico permite extender el alcance de la visión periférica y si se hace bien, el resultado puede quitar el aliento. Sin embargo, cuando depende de la mano de un aficionado, la hermosa imagen que pretendemos retratar puede transformarse en lo más oscuro y siniestro que podamos imaginar.

Por: La Patilla

Dado que una panorámica es solo una composición de varias fotografías unidas de manera uniforme, para tomar una buena fotografía es necesario movilizar el dispositivo lentamente y con una mano firme. También se requiere que los elementos que se capturan mediante la cámara permanezcan completamente quietos

Si un elemento se mueve incluso ligeramente desde la posición que mantenía en el marco anterior, cuando todo se fusiona, el resultado será una pesadilla certificada por Stephen King. (La Patilla)

A continuación les mostramos algunos de los intentos fallidos más épicos:

 

1. Tomé una foto panorámica en un concierto y las luces cambiaron justo en el medio. Ésto fue lo que ocurrió

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

2. Decidí tomar una panorámica en mi sala, pero mi gato decidió moverse

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

3. Así como cuando intentas tomar un selfie panorámico y tu novia estornuda

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

4. Mi padre echando broma con las panorámicas

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

5. Mi perro es un Cerbero

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

6. ¿Inception?

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

7. ¿WTF?

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

8. El selfie stick

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

9. No tomen panorámicas bajo la influencia del alcohol

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda

 

10. El bebé que salió de una película de Stephen King

 

Foto: Cortesía Bored Panda
Foto: Cortesía Bored Panda