Nelson A. Pérez: 16 de julio referendo consultivo popular

Nelson A. Pérez
Nelson A. Pérez

El domingo 16 de julio (2017) será el día en que el pueblo venezolano realizará el referendo consultivo, a cerca de la legalidad o no, de la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por el régimen a efectuase el 30 del presente mes.

Será una jornada histórica en volumen y espíritu de movilización de masas que experimentará el país a todo lo largo y ancho del territorio nacional. No habrá, caserío, pueblo ni ciudad en donde el ciudadano, llano y sencillo, exprese su contundente rechazo al adefesio constituyente propuesto por el dictador Maduro. El número millonario de firmas recolectadas será expresión firme y categórica de un pueblo que niega la ANC y anhela vivir en libertad.

El régimen en forma abusiva y soez ha utilizado los medios de comunicación social, arbitrariamente, a su antojo, para promocionar a los ilegales candidatos a la ANC. Por cierto, hasta ahora, ninguno de esos falsos candidatos ha expuesto en forma clara, diáfana y coherente sus aportes intelectuales en la construcción de una nueva Carta Magna. Todo ha sido chabacanería y propuestas cuya solución está enmarcada en la constitución y leyes vigentes.

A partir del día 17 de julio estaremos, de nuevo, en las calles ratificando con los millones de firmas lo que han venido señalando todas las encuestadoras a nivel nacional: el 90% de los habitantes de nuestro hermoso país rechaza la burda propuesta de una ANC.

Las marchas masivas en conjunción con los trancazos de las vías deben ser cotidianas y contundentes a lo largo y ancho del territorio nacional, e ir preparando los escenarios necesarios para una huelga general indefinida, con los empleados y empresarios en los portones y frente de sus fábricas, comercios, todos los centros comerciales cerrados y los empleados y empresarios firmes en la fachada principal, etc. La paralización del país debe ser total.

Al régimen ya se le ven las costuras de su caja de pandora. Las contradicciones irreconciliables en el seno del PSUV y el alto gobierno ya no pueden ocultarse. Enfrentamientos ente Maduro y su combo contra Diosdado y su pandilla. El talibán de Miraflores (tareck El Aissami) pescando en rio revuelto. Todos entrampados por una la botella vacía.

El grupo de los 20 países más importantes del mundo (G-20) fijó criterio sobre el régimen despótico y solicitó libertad para los presos políticos. Casa por cárcel a Leopoldo López, pero quedan cientos de jóvenes muchachos encarcelados injustamente, presionaremos por su plena libertad.

En el seno de las FANB la cosa está que arde, los mandos medios consientes y afectados por la situación del país toman carta en el asunto. Ya la orden del cártel de los soles no encuentra eco de mando hacia abajo. Solo la GNB plagada de colectivos armados y de G-2 cubano arremete contra el pueblo y su protesta pacífica.

La crisis económica hace mella en el estómago de la población, los incesantes incrementos salariales sin ninguna estructura productiva que los respalde, se transforman en gasolina para la hoguera inflacionaria. El último incremento de sueldos y salarios le cuesta al gobierno 86 mil millones de bolívares, pondrá en funcionamiento el trapiche de hacer billetes.

El gobierno se encuentra en un callejón sin salida, la propuesta constituyente aglutinó al pueblo y dividió al PSUV. Ya no existe polarización, ahora es una inmensa mayoría del pueblo demócrata que grita al mundo: fuera maduro y su dictadura cubana.

Vienen nuevas formas de lucha. Ho Chi Min, señalaba en plena guerra del Vietnam: “paciencia y más paciencia hasta el colmo de la estupidez, audacia y más audacia hasta el colmo de la temeridad.”
Entramos a partir del día 17 de julio en la etapa de audacia y temeridad.
Econ. Nelson A. Pérez Valdivieso.
Miembro del Secretariado Nacional del Movimiento Progresista de Venezuela.

Econ. Nelson A. Pérez V.
Miembro de la Dirección Nacional del Movimiento Progresista de Venezuela.