Salvatore Luchesse: Llegó el momento de la desobediencia civil para rescatar la democracia

Salvatore Lucchese

 

El dirigente del Partido Voluntad Popular en el estado Carabobo, Salvatore Lucchese, invitó a toda la ciudadanía que cree en la paz y la democracia a participar este domingo 16 de julio en lo que considera será uno de los episodios más trascendentes de la historia contemporánea venezolana, cuando millones de Venezolanos den al mundo la mayor muestra de desobediencia civil en contra del régimen opresor de Nicolás Maduro, en la consulta soberana convocada por los factores democráticos.

Nota de prensa

El líder político, quien en los actuales momentos se encuentra en la clandestinidad luego de que el gobierno de Nicolás Maduro ordenara a través de un tribunal militar una orden de captura en su contra acusándolo de terrorismo, dijo estar convencido de que la ciudadanía saldrá masivamente a ejercer su deber soberano de exigir la renovación de todos los Poderes Públicos, el respeto a la Asamblea Nacional, a demandar a las Fuerzas Armadas y a los demás poderes públicos obediencia a la Constitución Nacional, a pedir la conformación de un gobierno de unidad nacional que restituya el estado de derecho y a rechazar la propuesta de constituyente impuesta ilegalmente por Nicolás Maduro.

“Mañana domingo todos los venezolanos saldremos a restablecer la democracia a partir de esta consulta ciudadana que marcará el inicio de la nueva etapa de lucha consagrada en la Constitución Nacional, especialmente en los artículos 333 y 350, donde se contempla la desobediencia civil como mecanismo para restablecer el estado de derecho quebrantado por Nicolás Maduro con apoyo de una corrupta cúpula militar”.

El dirigente de VP, quien durante esta semana ha aparecido en concentraciones en diferentes puntos del municipio San Diego, indicó que era necesario que todos saliéramos masivamente para enviar un mensaje contundente al gobierno, y al mundo, de que ya es necesario un cambio para salir de la crisis profunda que agobia a los venezolanos, así como para evitar cualquier tipo de saboteo que desde los laboratorios del G2 cubanos se estén planificando para evitar que la gente acuda a manifestar su voluntad.

“Mañana es un día decisivo. Este es el momento que habíamos estado esperando. Llegó la hora de la desobediencia civil. Pero para que las acciones que hemos planeado sean efectivas es necesario que todos acudamos al llamado. Sin miedo. Nuestro país merece que demos una demostración de coraje y valentía”.