San Cristóbal colapsa por colas en gasolineras

A3-DLN270800
Estación de servicio en La Concordia. Foto La Nación/Gustavo Delgado

 

Colapsada estuvo este viernes San Cristóbal por las colas en las estaciones de servicio, porque aunque generalmente éstas colapsan las calles de la ciudad, en esta oportunidad los conductores no solamente hicieron “cola triple”, como algunos las denominaron, sino también en contravía, lo que generó desorden y demora al trasladarse de un sitio a otro de la ciudad, reseña La Nación.

En La Concordia, prevaleció el desorden desde primera hora de la mañana, cuando los conductores que iban a surtir los tanques de sus carros se colocaron en contravía y tapando los puestos de estacionamiento en algunas empresas de esa jurisdicción.

“La ciudad está horrible. Las colas de la gasolina, le dan como diez vueltas a todas las bombas y eso hace que colapsen todas las calles porque solamente queda un solo canal de circulación. Estaba en el Colegio de Médicos y de ahí hasta MRW duré cuarenta minutos, por el tráfico, por la intersección del semáforo del Gimnasio con la avenida 19 de Abril, eso está muy feo”, expresó una usuaria.

Y es que desde temprano las colas tomaron hasta dos manzanas, a pesar de que algunas estaciones de servicio estaban cerradas, según aseguraron algunos usuarios, había más cerradas que abiertas y todas las colas eran “considerablemente largas”.

Varias horas de cola

Los usuarios que hacían la cola, como Jhonny Villamizar, cerca de las once de la mañana dijeron que llegaron a las cuatro de la madrugada a esperar que abriera una bomba.

“El operario de aquí dijo que no esperan ninguna gandola, que desde el miércoles no traen gasolina, incluso esta mañana vino un técnico de Pdvsa a reparar la máquina y parece que les dijo que hoy tampoco vendría ninguna gandola”.

Comentó que el jueves hizo cuatro horas de cola y cuando le faltaba poco para hacer su turno, la cola se acabó en la bomba de la plaza Miranda; así que ayer prácticamente amaneció buscando combustible.

Gerardo Muñoz narró una situación similar con la bomba de la Unidad Vecinal, y como Villamizar, achacó la culpa al Gobierno, cuestionando que el cierre de las vías en los últimos días ha impedido la llegada de más de cien gandolas de gasolina a San Cristóbal.