Daniel Merchán: Corte Penal Internacional tiene suficientes pruebas sobre la tortura venezolana

El profesor y asesor parlamentario, Daniel Merchán

El abogado y analista internacional Daniel Merchán y promotor de Derechos Humanos señaló que las demandas por torturas presentadas contra el Gobierno de Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI), ya son conocidas y poseen las “suficientes pruebas” para que la acción prospere en un plazo prudencial.

“La ciudadanía confía en que en que todo el material presentado a la CPI en La Haya demostrará que en Venezuela se ejerce desde años un tipo de control social a través de la tortura y el terror”, dijo el analista en una entrevista con radio esfera, donde recalcó la grave situación humanitaria venezolana

Merchán, de igual modo asesor parlamentario, especificó que se vienen generando cientos de casos de tortura ocurridos en Venezuela entre 2002 y “las últimas semanas”, todos con origen en base a la situación política venezolana, los escenarios de crispación y el uso de todo el aparato estadal para reprimir a la disidencia de cualquier índole, ya sea con lesiones físicas, encarcelamientos, desapariciones, exilio, etc

Según explicó, las denuncias formuladas ante la Corte de La Haya, que aún no ha decidido si serán aceptadas, aunque pudiera hacerlo este mismo año, se refieren a “61 incidencias” que representan unos 600 casos de torturas por parte de “todos los organismos de seguridad” del Estado venezolano.

Unos 200 de esos casos ocurrieron a partir de 2014 y centenares de ellos, informados a la corte actualmente, se registraron en los últimos 100 días en el marco de las protestas que actualmente sacuden a Venezuela y que han dejado al menos 104 fallecidos y miles de heridos.

El profesor de Derecho Internacional afirmó que, por testimonios recogidos en Venezuela, la mayoría de los heridos fue víctima de perdigones de goma, usados por las fuerzas de seguridad y disparados a corta distancia, o de balas utilizadas por los llamados “colectivos”, que definió como “grupos paramilitares, civiles sicarios armados por el Gobierno”.

Según Merchán, en el marco de esas nuevas protestas, que están enlazadas al hastío de una población que “empieza a perder el miedo”, han sido detenidas miles personas, con lo que sostiene que “el número de presos políticos” en Venezuela aumenta sin freno alguno con cada embestida del régimen.

Por ultimo explicó, que todos esos incidentes han sido remitidos en buena parte al tribunal de La Haya y que en los casos de torturas “se comprueba que no hay diferencias de edad, de sexo ni condición social”, pues las víctimas son adolescentes o ancianos, hombres y mujeres y personas de distintas capas del tejido social, también sostuvo que la documentación y muestras graficas que se vienen evidenciando demuestran que la tortura en Venezuela es “sistemática” y que tiene como objetivo desde “obtener información” sobre los opositores, hasta “intimidar” a adversarios del Gobierno o “simplemente castigar” a quienes protestan.

Nota de prensa