Luis Barragán: ¡Sépanlo!

Luis Barragán  @LuisBarraganJ
Luis Barragán @LuisBarraganJ

 

Más vale tarde que nunca, la Asamblea Nacional designó y juramentó a un conjunto de profesionales reales del derecho, por vocación, cultivo y oficio, como magistrados del TSJ. La sola comparación de las credenciales académicas de los nuevos titulares y suplentes, incluyendo las de todos quienes aspiraron a tan alta responsabilidad, huérfanos de algún prontuario policial o judicial, respecto a los que apresurada, ilegítima, inconstitucional e ilegalmente impuso el gobierno a través de su otrora sucursal parlamentaria, habla del magnífico trabajo que adelantó el diputado Carlos Berrizbeitia al presidir una comisión por la que bregó hasta arrojar el resultado concreto que esperaba el país.

Huelga apuntar sobre la importancia de tal designación, inscrita en la Hora 0 acordada por todas las fuerzas de la oposición. La transición democrática ameritará de una intensa labor de juristas probos, capaces de conferirle la racionalidad que todo genuino cambio merece, quienes – Dios mediante – se convertirán en un importante referente ético.

Por ello, la respuesta de la dictadura, utilizada esta vez la sucursal judicial, ha sido la de amedrentar, acosar y literalmente cazar a los nuevos magistrados, confinándolos al calabozo, como ha acaecido horas atrás con el Dr. Angel Zerpa Aponte. Corolario de la brutal represión sabatina, tras disparar al vehículo de su hermana, prontamente circuló la noticia del secuestro.

El recurso manido de la aprehensión para beneplácito de los actuales usurpadores del TSJ, lejos de atenuar o aliviar la situación del gobierno, la agrava. Un hecho más de fuerza en un régimen de fuerza, se dirá, pero demasiado visible y acentuado para los costosísimos estrategas que cuidan de su imagen en el exterior, despedazada con franqueza al interior de un país que no se doblega.

Al momento de suscribir la presente nota, nos enteramos de la remisión a El Helicoide del incomunicado magistrado de la República, cuya inmediata liberación exigimos como la del resto de los prisioneros políticos del madurato, junto a la diligente y correspondiente actuación de la Fiscalía General de la República. Abriéndose una semana que será decisiva, cantado el fracaso estrepitoso del fraude constituyente, todo parece indicar que no habrá liberación alguna de individualidades, si no ocurre en el marco de la definitiva liberación de todo el país que, por cierto, está demasiado cerca: ¡sépanlo!

@LuisBarraganJ