Miguel Ángel Rodríguez: Lo único que constituyeron fue una masacre y una mentira

Miguel Ángel Rodríguez

A juicio del Presidente del Voluntariado Por El Cambio, Miguel Ángel Rodríguez, la jornada del 30 de julio sólo logró constituir una gigantesca mentira en torno al resultado de participación anunciado por el Consejo Nacional Electoral, y una gran masacre contra el pueblo venezolano, a la que hay que sumar más de una decena de asesinatos a manos de hombres armados leales a Nicolás Maduro.

“Lo otro, lo que ellos llaman constituyente comunal, no es reconocido por la inmensa mayoría de los venezolanos y, peor aún, dada la exageración del fraude con el pretendido engaño de que hubo más de ocho millones de electores participando en el evento, el desconocimiento internacional seguramente irá sumando más y más países y grupos de integración regionales. Es decir, que ese grupo de supuestamente electos, no tienen ni credibilidad, ni reconocimiento, y mucho menos posibilidad de obediencia. Si Maduro dice entregarle las riendas del gobierno, bueno es entender que se entregó al vacío”, dijo.

El periodista y dirigente político advierte que dado el drama en que amanecen Maduro y sus colaboradores, tratarán de dar demostraciones de más fuerza, de supuesta autoridad y de decidida acción represiva contra quienes les desobedezcan o quienes los sigan protestando; por lo que -sugiere- la actividad opositora debe ser más unitaria y masiva, y la conducción del conflicto a todas las escalas geográficas, debe ser más amplia e incluyente, de modo que toda la oposición partidista y no partidista tenga tarea y representación.

“Nuestra inmediata acción debe ser la ubicación de hermanos de lucha que hayan logrado ser desanimados por el gobierno. Hay que mostrarles la verdadera lectura. Que no hubo ni represión asesina, ni chantaje de hambre, ni amenaza de despidos, ni control del carnet de la patria, ni movilizaciones forzadas de funcionarios civiles o militares, que evitara que el 88 por ciento de los electores dejara sólo al grupo de Maduro, y que eso estaba claro en la imagen de una celebración ínfima en la Plaza Bolívar de Caracas”, señaló.

Sostiene Rodríguez que la situación que le han creado al país desde el círculo madurista, derivará velozmente en la pérdida de toda gobernabilidad, dado que habrá una cúpula de mando militarizado en Miraflores , totalmente desprestigiado y acusado de crímenes atroces, un grupo metido en el Palacio Federal Legislativo pegando gritos desoídos dentro y fuera de Venezuela, y un equipo de demócratas, representantes legítimos del pueblo, seguidos por la mayoría, pero seguramente desconocidos y perseguidos por unos enemigos de la constitución y las leyes. Así-recalca- sólo el caos es lo previsible y en consecuencia hay que prepararse para buscar el destrabamiento.

“La arrogancia y el abuso tienen sus horas contadas. Maduro más temprano que tarde, acosado además por la ruina que le ocasionó al país e impedido más que nunca de acceder a dinero, porque su hoja política la convirtió en un total desastre, va a tener que sentarse a negociar, solamente, las mejores condiciones y algunas garantías para facilitar la transición. Retardarlo es aumentar su saldo en crímenes de sangre y aminorar sus propias garantías. A nosotros, no nos queda más que asegurarnos en ánimo, firmeza, unidad y disciplina”, sentenció.