Sanciones sobre Venezuela: tema en presente

EFE/LENIN NOLLY
EFE/LENIN NOLLY

 

Sin duda que hoy lunes 31 de julio el tema de las sanciones sobre Venezuela, anunciadas por Estados Unidos y apoyadas por algunos otros a países, a quienes se han sumado muchos otros que desconocen la Asamblea Nacional Constituyente, tienen ahora una connotación distinta.

Por Horacio Medina @unape

En nuestra del sábado 29 de julio dejábamos una pregunta y adelantábamos una respuesta, las cuales reponemos para comentar.

“¿Amanecerá Venezuela con duras sanciones, relacionadas con la compra de petróleo y la venta de productos derivados, por parte de los Estados Unidos?

Al momento todo parece indicar que así sucederá, lo cual presagia resultados catastróficos en lo económico, impactantes en lo político y caóticos en lo social, para Venezuela.

Sin duda, las sanciones ha resultado ser un tema polémico con infinitas aristas, pero que aplicadas después de la Constituyente, tienen una connotación política muy diferente, a la que hubiesen tenido, de haber sido aplicada antes de ocurrido el referido evento”.

Durante semanas mantuvimos una posición contraria a sanciones extremas, como por ejemplo la prohibición a empresas estadounidenses de comprar crudo venezolano. Todavía creemos que nuestra opinión, estaba en la línea política correcta. Ese tipo de medidas, lucían coercitivas y serian aprovechadas como instrumento político por el régimen venezolano que, muy probablemente apoyado por países como Rusia, China, Irán, India, Cuba, No Alienados, Caricom, Alba y otros tantos, buscaría convertirse de victimarios a víctimas.

La situación de hoy es distinta, el régimen venezolano tomo una decisión política que deja muy claramente evidenciada su naturaleza no democrática y supone la instauración de un régimen radical con una profunda convicción totalitaria del poder que violenta la Constitución vigente y rompe de manera indiscutible el hilo constitucional.

Esta apreciación ya es compartida por las importantes democracias del  Hemisferio y por la Unión Europea.

De modo que, las sanciones son en este momento una respuesta política a un acto político. Se trata de sanciones que tienen un asidero en defensa de la democracia y en contra del totalitarismo de estado. Sanciones con una connotación además, de castigar y hostigar a miembros del crimen organizado que detenta el poder.

Por los momentos, esperaremos las medidas para evaluar su dimensión y el impacto que podría ser catastrófico.