Reinaldo Aguilera: La única ruta posible pasa por relegitimar la vía electoral

raguilera2

 

Lo absurdo de las cifras de participación en el proceso de escogencia de los miembros a la Asamblea Nacional Constituyente, arrojadas por el propio Consejo Nacional Electoral la madrugada del lunes, sembró dudas en toda la población venezolana en virtud de la evidente escasa participación, pero ayer SmartMatic, la empresa que suministró la tecnología de los comicios, reveló lo que todos suponían: El dato de la participación en la jornada dominical fue manipulado y la diferencia de votos entre los números oficiales y los efectivamente depositados, demuestra el fraude denunciado por factores de oposición.

Nota de Prensa

Tras escuchar las escandalosas declaraciones del presidente de Smartmatic, Antonio Múgica, el coordinador nacional electoral adjunto de Primero Justicia Reinaldo Aguilera advirtió que, de comprobarse tal irregularidad mediante la ejecución de las auditorías respectivas, “estaríamos en presencia de un fraude republicano” sin parangón y en adelante sólo cabe preguntarse “¿se puede ir a un nuevo proceso electoral con un CNE cuestionado internacionalmente?”.

Para el experto en materia electoral, los señalamientos hechos por la empresa Smartmatic, dan un golpe certero “a la credibilidad, confiabilidad y legitimidad” del organismo electoral, cuyas rectoras han sido acusadas de responder de manera diligente a las exigencias del partido de gobierno, el Psuv.

“Creemos que en este momento, más que debatir acerca de la participación de las organizaciones políticas integrantes de la Mesa de Unidad Democrática en las elecciones regionales pautadas para diciembre de este año, hay que cuestionar la legitimidad del actual CNE”, enfatizó el dirigente de Primero Justicia.

En todo caso, Aguilera no duda en señalar que la única ruta debería pasar por relegitimar la vía electoral, saboteada desde el alto gobierno y adecuada a sus propios intereses y necesidades. “Nosotros somos demócratas y cualquier salida al conflicto político, social y económico que estamos viviendo pasa por la vía electoral, no hay otra. Por eso, se hace obligatorio devolverle al CNE la majestad perdida en los últimos años. Venezuela necesita contar con un organismo electoral confiable, creíble, robusto, porque cualquier proceso que se organice bajo la mirada de la actual directiva será objeto de cuestionamiento”.

El gobierno de Venezuela ha gastado –desde 2004 hasta la fecha–, más de $27 mil millones en la instalación de la plataforma tecnológica que hoy denuncia la manipulación de la data. Desde Francisco Carrasquero hasta Tibisay Lucena, pasando por Jorge Rodríguez, han defendido el sistema electoral venezolano como “el más confiable y seguro del mundo”.

“Al violentarse los procesos normales de auditoría y controles que debieron efectuarse para un elección de esta categoría, se generan situaciones como las denunciadas ayer por Smartmatic. Para la elección de la ANC se transgredió todo el sistema automatizado, lo que hizo que se perdiera la confiabilidad”, agregó Aguilera, para quien ahora se hace menester retomar a confianza en el poder electoral. “Hay que trabajar duro para recuperar la seguridad del sistema electoral y devolverle la confianza al elector”, actor principal y máximo exponente de la democracia participativa y protagónica.

Incluso, el técnico electoral manifestó que declaraciones de las propias rectoras del CNE el día 16 de julio, tras realizarse el “simulacro” de la Constituyente, advertían sobre lo que podía ocurrir el día 30. Ellas revelaron que el simulacro había dado indicación de lo “sorprendente” de los resultados. Ante el fracaso de esa jornada, el gobierno se vio obligado a tomar la decisión que tomó de violentar el sistema para multiplicar la cantidad de votos y adoptando medidas como nuclear los centros de votación en “centros de contingencia” alegando supuestos hechos de violencia, haciendo uso del terrorismo electoral para presionar a empleados públicos y beneficiarios de las misiones sociales para sufragar.

Todas esas irregularidades encendieron las alarmas en la empresa que ha venido trabajando con el CNE desde hace más de una década, hasta el punto de que está solicitando la realización de auditorías para demostrar la inconsistencia de las cifras.

Sin Smartmatic el CNE no podría organizar nuevos comicios

Por su parte, la coordinadora regional electoral de Primero Justicia en el estado Aragua, Betsy Bustos, advirtió que el CNE no podría organizar un nuevo proceso electoral, no solamente por estar cuestionada la credibilidad de sus rectoras sino porque en este momento no dispone de la plataforma tecnológica necesaria para hacerlo y, contratar una nueva, amerita tiempo y recursos.

“Ayer vimos a Tibisay Lucena muy ofendida, pronunciándose en contra de la empresa Smartmatic y anunciando acciones penales en contra de la empresa. Lo sensato en este momento, sería anular la elección del 30 de julio. Ya habíamos denunciado la ilegalidad en la convocatoria de un proceso que se pasó por el forro la Constitución Nacional vigente y ahora nos encontramos con este bochorno internacional”, manifestó la también diputada al Consejo Legislativo del estado Aragua.

Bustos se sumó a la sugerencia hecha por el rector del CNE Luis Emilio Rondón, de suspender la adjudicación y juramentación de los constituyentistas hasta tanto se lleven a cabo las auditorías solicitadas por los directivos de Smartmatic y el Ministerio Público haga las investigaciones a que haya lugar. “Estamos frente a un proceso nulo de toda nulidad. Venezuela hoy no cuenta con un sistema electoral automatizado y esto, por supuesto, no garantiza la celebración de las elecciones regionales” pautadas para diciembre de este año, en las cuales se escogerían los gobernadores de estado y diputados a los Consejos Legislativos.

La dirigente justiciera rechazó la trampa cometida “porque una vez más el gobierno demostró que no le interesa la gente, que se pasan por el forro al poder originario, que esa Constituyente es para perpetuarse en el poder, castigar a la disidencia y terminar de someter a un pueblo a través del hambre y la necesidad”.