Regionales: ¿Coherencia o Chantaje? por Rodrigo Damianti

Rodrigo Damianti
Rodrigo Damianti

 

De qué sirvió la mesa de diálogo del 2014, sino para que se calmara la calle y se olvidaran los caídos. De qué sirvieron las negociaciones del 2016, sino para vender nuestro derecho al referéndum revocatorio. De qué servirá ir a regionales, sino para avalar la Dictadura, su fraudulenta constituyente y confundir a la comunidad internacional. Estos tres eventos tienen varias cosas en común: todos ellos han sacrificado en nombre del “diálogo y la paz” nuestra libertad mientras de igual manera mueren miles de venezolanos todos los meses. Y los tres eventos han sido impulsados por las mismas personas. Dirigentes que podrán entender muy bien la lógica de la democracia, pero no, por lo visto, la de las Dictaduras. Esto es completamente entendible porque ellos comenzaron cuando existía democracia. Para situaciones extremas necesitamos líderes que entiendan que a la Dictadura no se le puede dar respiro porque cada bocanada de oxígeno será utilizada para destruirnos. Además, tienen que entender que los principios no se negocian. Se negociaron los muertos en el 2014, el referéndum en el 2016 y ahora vamos a negociar la República por la ilusión de unas gobernaciones de papel.

La única razón por la que esta Dictadura sigue en el poder es por culpa del liderazgo. El pueblo siempre lo ha dado todo…hasta su vida. Nunca el pueblo ha dejado mal a la dirigencia, por el contrario, es la dirigencia la que ha dejado mal al pueblo. Todavía recuerdo la noche del 2004 cuando se “perdió” el referéndum revocatorio y no sabían qué decir. En el 2007 fue la única vez que se ganó una elección contra Chávez no sólo porque se tenían los votos, sino porque había una nueva dirigencia: jóvenes que amenazaron con salir a la calle a defender los votos porque los derechos no se negocian. Esa es la prueba de cómo el cambio de dirigencia significa un cambio de resultados.

Tenemos casi 20 años gobernados por asesinos, pero NO porque ellos sean más fuertes que nosotros, sino por culpa de errores cometidos. Pero esos errores tienen que terminar y tal vez eso signifique un cambio de dirigencia. La Dictadura lo tiene tan claro que por eso Antonio Ledezma, Leopoldo López, Daniel Ceballos, y tantos otros se encuentran tras las rejas. Solo aquellos que están dispuestos a negociar gozarán de libertad plena. Es cuestión de tiempo para que también María Corina Machado y los que ya tienen orden de captura terminen tras las rejas.

Pero tenemos una solución: No negociar nuestros principios, decirle NO a la Dictadura. NO a sus regionales. NO a la constituyente. NO al CNE fraudulento y NO a todo lo que no garantice la vuelta de la democracia. Solo debemos mantener la presión de calle y visibilizar el descontento de todas las clases sociales. Desde paros cívicos hasta murales artísticos en todo el país con los nombres de los caídos. Basta de dar también nuestra vida por Venezuela, debemos evitar a toda costa la confrontación con los funcionarios asesinos de la dictadura. La protesta activa en la calle y el apoyo de la comunidad internacional, serán suficientes para que la Dictadura se fracture y logremos un gobierno interino que active la ayuda humanitaria y convoque a elecciones presidenciales. Aceptar “migajas” de la Dictadura nos deslegitima, nos quita coherencia y da la espalda a los padres y madres que han perdido a sus hijos en esta lucha. Mas de 40 países finalmente están con nosotros y el Alto Comisionado de Naciones Unidas confirmó que hay ataques sistemáticos y generalizados a la población civil. Tan solo ésta última declaración puede ser suficiente para que la Corte Penal Internacional comience una investigación que termine con la orden de aprensión de los altos jerarcas del régimen.

La OEA comenzará también a investigar la existencia de Crímenes de Lesa Humanidad en tan solo semanas junto al Ex Fiscal de la Haya Luis Moreno Ocampo. Amigos, la comunidad internacional está con nosotros, lo único que tenemos que hacer es no seguirle el juego a la Dictadura que se burla de la MUD, condenando a Ramón Muchacho y persiguiendo a David Smolansky la misma semana que se quieren inscribir en el CNE fraudulento. Con una dirigencia pusilánime pasaran 20 años más bajo esta Dictadura cubana, sí cubana y narcotraficante. Hasta los militares están despertando. De lo contrario, nos tocará ver cómo Venezuela dejará de existir solo porque no entendimos que en la vida hay cosas que se pueden negociar, pero nunca los principios, algo que entendió muy bien RCTV y gracias a ellos nació el movimiento estudiantil.

Veámoslo así, ir a las regionales es lo más parecido a lo que hizo Venevisión y Globovisión con nuestra libertad de expresión. No es hora del cálculo político, es hora de honrar a nuestros caídos, a nuestros más de 600 presos políticos y todos aquellos que lo han dado todo en esta lucha. La unidad debe ser alrededor de una estrategia ganadora. Quienes usen el chantaje de la unidad para incluir tácticas que le den oxígeno a la Dictadura, no deben ser escuchados. Es hora de actuar unidos contra la Dictadura sin aquellos que retrasen una vez más nuestra anhelada libertad.