Denuncian falta de atención médica a estudiantes de la UPEL con paludismo en El Dorado

José Saldivia, estudiante de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) de Maracay, se encuentra recluido en el Centro Penitenciario de Oriente “El Dorado” en el sur de Bolívar y tiene síntomas de paludismo.
José Saldivia, estudiante de Upel de Maracay, se encuentra recluido en el Centro Penitenciario de Oriente “El Dorado”

 

Desde el pasado domingo se han venido dando rumores sobre el estado de salud de los estudiantes de la UPEL Maracay recluidos desde el mes de julio en la cárcel El Dorado. En comunicación con los familiares de los recluidos se pudo confirmar los síntomas de paludismo de los estudiantes José Saldivia y Alex González (Presidente de la FCE UPEL Maracay) quienes al día de hoy no han sido atendidos para constatar su estado de salud.

La denuncia la hizo inicialmente Dimas Rivas, coordinador del Foro Penal Venezolano en Bolívar, quien agregó que los familiares imploran el traslado de los jóvenes a Maracay para que sean tratados. Además indicó que uno de los muchachos presos logró comunicarse con familiares y dijo que los mismos habían convulsionado. Unos exámenes que le realizaron salieron positivos de paludismo.

Estos dos estudiantes son dos de los 27 muchachos que fueron privados de libertad el pasado 4 de julio, tras una maratónica audiencia de presentación de 10 horas. Los imputaron bajo un tribunal militar express instalado en la misma comandancia donde fueron apresados en Maracay por los delitos instigación a la rebelión, sustracción de efectos pertenecientes a las Fuerzas Armadas Nacionales, Violación de zona de seguridad y destrucción de fortaleza.

Luis Andrés García, miembro de la FCE Upel Miranda, indicó que el hermetismo con el que se ha manejado este caso es preocupante no solo para los familiares de los recluidos sino para toda la comunidad de la Upel. “Exigimos que sean atendidos de manera inmediata, no se pueden seguir violando derechos humanos a los presos de conciencia del régimen, hemos vuelto al siglo XIX donde proliferan enfermedades que habíamos creído erradicadas”.

García asevera que actualmente “existen muchas trabas en la cárcel de El Dorado para el acceso a medicinas, alimentos e insumos, exigimos que se le hagan llegar los medicamentos necesarios para la cura de la enfermedad que están padeciendo, esta no es la primera ocasión que los muchachos presentan problemas de salud, por la ingesta de comida descompuesta han presentado problemas digestivos y no se ha permitido el acceso a medicamentos.

García también indica que “no es posible que aparte del karma de estar presos los compañeros deban soportar enfermarse con enfermedades endémicas gracias al pésimo estado de las cárceles venezolanas, solicitamos medidas sustitutivas para estos compañeros presos en el dorado que se encuentran padeciendo de enfermedades que por obvias razones no pueden ser atendidas en El Dorado”.