Amelia Belisario: no alcanza para comida y menos para uniformes

amelia 15agos

 

El gobierno se ha dedicado a través de la Asamblea Nacional Constituyente a perseguir y a limitar aún más los derechos fundamentales de los venezolanos, hasta el internet pretende controlarlo, pero de ninguna manera se ocupa de los verdaderos problemas que agobian a las madres de este país.

Nota de Prensa

Así lo señaló la diputada a la Asamblea Nacional por la MUD, Amelia Belisario, al destacar que el mes de septiembre se ha convertido en una verdadera pesadilla, a propósito del inicio del año escolar.

El sueldo actual sólo alcanza a duras penas para comprar un par zapatos, se produjo un aumento del 213% el año pasado el par de zapatos costaba 15000 y este año supera los 90000 se va el sueldo mínimo completo, tendremos que enviar a los muchachos a la escuela con los pantalones chucutos y las camisas apretadas, expresó.

Desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia la caída del poder adquisitivo ha sido dramática, dijo la diputada por el estado Aragua, al destacar que “cada año vemos con más preocupación que no nos rinde el dinero para adquirir los uniformes de nuestros hijos”.

Por lo menos se necesitan dos salarios mínimos integrales (Bs. 250.531) para enviar a un solo niño al colegio en Venezuela, la inflación galopante y estimada para finales de este año en 1000%, desintegró la posibilidad de equipar a nuestros hijos para el año escolar, argumentó.

Con lo que cuesta un par de zapatos ahora, era el costo del 2016 de los útiles y uniformes escolares: más de 150 mil bolívares. Este año una familia con tres hijos en edad escolar necesita al menos 1.800.000 bolívares para poder enviarlos al colegio, estima la diputada Belisario.

Al referirse a los precios de los útiles, dijo que la situación también es desesperante, pues los mismos también aumentaron significativamente este año. Unos 126 mil bolívares necesita un ciudadano para adquirir parte de la lista escolar reducida (un cuaderno, una caja de lápices, un sacapunta con deposito, un borrador, un block para dibujo, uno de papeles surtidos, un juego geométrico, una caja de crayones, hojas blancas).

Este modelo fracasado nos ha llevado a elegir entre hacer mercado o comprar útiles, y si logramos con mucho sacrifico comprar los uniformes, entonces no nos alcanza para la lista escolar, dijo.

Señores del régimen, civiles y militares, solo respondan: Quién le explica a las madres venezolanas por que deben escoger entre comprar cuadernos o uniformes? Quién ayuda a las madres que les toca elegir entre hacer mercado o comprar útiles para sus hijos? Quién le explica a nuestros muchachos por que deben ir al colegio sin sus uniformes y sin sus útiles completos, manifestó Amelia Belisario.

Ante estas interrogantes dijo Belisario, las madres venezolanas queremos soluciones, que nos permitan llevar a nuestros chamos al colegio contentos con sus uniformes y útiles completos, sin que les aprieten los zapatos o les quede chucuto el pantalón. Y por esta misma razón, las madres queremos votar por un gobierno al que realmente le duelan nuestros hijos, que se dedique a impulsar la producción nacional, para bajar los precios y ajustar los salarios, sentenció.