El futuro de Venezuela coge “Ruta las Américas”, por Lustay Franco

 

Lustay-Franco

 

 

En la Hoyada debajo de una “Gran Misión Vivienda Venezuela” se van los pobres profesionales “Ruta las América” es así el nombre que lleva este terminal. Hoy salió una joven Ingeniera del país, con 10 años se experiencia, pero sin casa propia, sin una estabilidad económica real, soltera, sin compromiso y sin muchacho con muchos sobrinos; y fue de repente cuando llego en uno de los ajetreos del momento uno de los trabajadores del terminal dice con voz fuerte: “Ya está listo señores, ya lloraron, ya se despidieron. ¡Seguimos a Perú!”. Yo me preguntó ¿Cuantas despedidas tendría que haber visto para expresase con tanta frialdad delante de tanto llanto? , No era este el mosaiquillo de Maiquetía, y es así como gran mayoría de los hijos del país se van por tierra, en vista de que  sale más económico.

Y es que esta tragedia que pareciera no ser identificada a simple vista, no la notamos tanto en la Metrópolis, pero cuando se va a las regiones, a los pueblos, cuando vemos a las familias envejecer sin hijos ni nietos.

Más allá de la connotación afectiva, entra la duda de ¿Quién va a la siembra a cosechar? ¿Quién enseña en la escuela? ¿Quién va a la escuela?; Vivir más años constituye un logro de real importancia producto de la implantación del sistema democrático en el país, la longevidad en un país es un hecho determinante, pero si en promedio tenemos menos hijos representa un problema. Si esta relación entre longevidad y tasas de fecundación conlleva  a el envejecimiento acelerado de la población en las economías más desarrolladas; ejemplo de ello la Europa continental, conocemos las afecciones de lo que significa esto y su influencia sobre el ritmo de los flujos migratorios.

Ahora bien ¿Qué pasa cuando la economía no es favorable y el bono demográfico migra del país?,  pero además al desglosar quienes migran nos aparecen datos dignos de ser tomados encuesta por el Gobierno de turno, como evidencia un estudio realizado por algunos investigadores de la UCV en conjunto con el Observatorio Hannah Arendt y la Fondation Maison des Sciences de l’Homme, de Francia, realizaron un “Estudio de la Comunidad Venezolana en el Exterior”. Tal estudio determinó a través de la utilización de un instrumento: cuestionario con un total de 27 preguntas que:

1.) 36% de los Venezolanos que residen fuera del país son licenciados.

2.) 46% posee Maestría.

3.) 12% Doctorado.

4.) 4% son Técnicos Superiores Universitarios.

5.) Las profesiones que más se destacan son cuatro:

a.) Expertos petroleros: con el petróleo la Democracia progreso, los venezolanos nos educamos, las enfermedades endémicas se extinguieron, ahora nosotros asesorábamos al mundo con expertos en petróleo, fuimos capaces de manejar nuestra propia Industria Petrolera.

b.) Comunicadores Sociales: una carrera convertida en un gran tabú, más del 90% de medios en manos del estado Venezolano, con unos mecanismos arbitrarios que han visibilizado la incomodidad que se presenta cuando de verdad se trata, un mercado limitado, sin garantías a la inversiones privadas, y ni hablar de la producción nacional independiente que se ha convertido en especie de  tener la mejor nevera del mundo sin posibilidad de llenarla.

C.) Médicos: la salud pública es una variable que debe ser tratada con los más altos niveles de sinceridad, porque se trata de vidas, y es cuando recuerdo haber leído una mañana: “Removida Antonieta Caporale del Ministerio de Salud, luego de publicar un boletín epidemiológico” La salida de Caporales del Despacho de la Salud ocurrió horas después de difundirse un boletín epidemiológico del país, 4 meses, tal boletín manifestaba el incremento de la mortalidad infantil en el país.

La actualización tecnológica, la merma de los recurso para las universidades y sus ramas de investigación en área de la salud, los sueldos paupérrimos para los médicos, las condiciones de los diversión centros de salud, la escasez de materiales, instrumentos y medicinas, éxodo de especialistas, el cierre de las cátedras en las universidades (generalmente son Profesores, Doctores de muy avanzada edad que apuestan con pasión al país), desgarradora la realidad de nuestros médicos.

d.)  Ingenieros: un sin fin de obras públicas sumergidas en profundas aguas de corrupción y una cantidad importante de profesionales desempleados.

Mientras todo esto pasa, discusiones se avanzan dentro de los países hermanos para articular la incorporación de estos profesionales de alto rendimiento que solo les piden a estos países seguridad y respeto.

La frase más dolorosa de esta despedida fue la de “déjenme estabilizarme y los mando a buscar” y mi respuesta la de “quédese tranquila estabilícese y mantenga limpia la maleta para que regrese”.

1 bolso de Mano de 5 kg

1 Cobija

Pocos Alimentos

1 Botella de Agua

Por: Lustay Franco – Dirigente Juvenil Nacional de AD