Defensa de Gilber Caro: sí estuvo en huelga de hambre y la AN irá a comprobarlo

Nota de prensa
Nota de prensa

 

La abogada defensora del diputado a la Asamblea Nacional Gilber Caro, Theresly Malavé, desmintió a la actual ministra de Servicios Penitenciarios, Mirelys Contreras, quien aseguró que el parlamentario no había llevado a cabo ninguna huelga de hambre dentro del Centro de Formación del Hombre Nuevo “El Libertador” de Tocuyito, donde se mantiene injustamente secuestrado por el régimen. En este sentido, informó que el Parlamento venezolano ya designó una comisión que comprobará el grave estado de salud en el que se encuentra el preso político, luego de pasar ocho días sin consumir alimentos y con sus labios cocidos.

Nota de prensa

“No esperábamos otra cosa por parte de un Gobierno que todo el mundo sabe que miente. La Asamblea Nacional irá a verificar que Gilber Caro sí estuvo en huelga de hambre. Además, los labios cocidos dejan cicatrices que no se borran de un día para otro. También es evidente la pérdida de peso y la angustia en la que está. Queremos que verifiquen la cantidad inmensa de kilos que perdió Gilber. Permitan el ingreso de los diputados, los funcionarios del Ministerio Publico o de la Defensoría del Pueblo, y que ellos sean quienes nos digan quién está mintiendo”.

Recordó a la ministra Contreras que para estar bajo aislamiento celular no es necesario tener una celda de aislamiento en particular. Aseguró que dentro del penal no reparten sopa a los reclusos y que por el contrario, se ha disminuido la cantidad de alimentos debido a la crisis alimentaria en Venezuela.

“Ahí ninguno de los reclusos toma sopa. A Gilber lo tienen dentro de una celda sin luz y tuvo que suspender la huelga de hambre porque convulsionó dentro de ese cuarto oscuro donde lo mantienen encerrado. Se le doblaron las manos, quien lo escuchó gritando nos contó que Gilber trataba de tocarse el estómago, pero no podía con los brazos doblados, se desmayó y entró una custodia a la celda para sacarlo. Vinieron unas autoridades de Caracas y se comprometieron a sacarlo de esa prisión, pero esta autoridad tiene ya ocho meses diciéndonos lo mismo”.

Insistió en la necesidad de llevar a Gilber Caro a un centro hospitalario donde puedan corroborar su estado de salud y pidió al Tribunal que apruebe el traslado para la cárcel militar de Ramo Verde u otro sitio de reclusión con mejores condiciones. Asimismo, declaró que continuarán denunciando internacionalmente las constantes violaciones a los Derechos Humanos de Gilber Caro y los demás presos políticos en Venezuela.