En Táchira no hay casos positivos para Chagas

Foto: Diario La Nación
Foto: Diario La Nación

 

En Táchira, específicamente en la comunidad de Prados del Torbes, municipio Cárdenas, no hay casos positivos para el mal de Chagas. La causa de la muerte de la niña de nueve meses en el Hospital Central de San Cristóbal, hermana de los dos niños fallecidos en Cúcuta supuestamente por Chagas agudo, fue una infección respiratoria que, de acuerdo con el diagnóstico, es por Chlamydia pneumoniac, según confirmó el laboratorio, reseña el Diario La Nación.

Así lo dijo el doctor José Américo Márquez, médico epidemiólogo regional, quien expresó pesar por el duelo de esa familia del municipio Cárdenas, durante la declaración en la que enseñó la constancia de exoneración de autopsia, que muestra que la madre de la niña no permitió que le hicieran la necropsia de ley, compromiso de las autoridades hospitalarias para los niños que fallezcan.

Informó que el Hospital le brindó la atención necesaria a la paciente, a donde llegó tras haber sufrido un “viacrucis” a nivel privado, cuyo tratamiento no le hizo efecto y llegó al Hospital Central “en no muy buenas condiciones, le dieron tratamiento pero ya la bacteria le había ocasionado daño a nivel respiratorio, motivo por el cual los galenos de guardia manifestaron hacerle la autopsia de ley, a lo cual la madre no accedió”.

El doctor Márquez narró que el 15 de septiembre, el Ministerio de Salud a nivel central les envió un alerta epidemiológica por correo, por una probable sospecha del mal de Chagas agudo en el referido sector, un replique que –explicó- hizo por medio del reglamento sanitario internacional y el Ministerio de Salud de Colombia, que manifestaba como antecedente una niña de nueve meses fallecida en el Táchira, lo cual les llamó la atención y de inmediato se activaron los epidemiólogos del estado, el Hospital Central, el Instituto Sanitario número 9, en el municipio Cárdenas, y la presencia directa de Epidemiología regional con su equipo de trabajo, en el sector donde vivía la niña.

Señaló que abordaron a los familiares, algunos que llegaron de Colombia, con cuya información evaluaron el factor de riesgo en la zona, que es semiboscosa, tiene a 12 metros de las casas una quebrada que sirve a las aguas residuales.

Los niños regresaron a sus casas
En esa comunidad de tres calles, 90 casas, muchas en buenas condiciones aunque con los factores de riesgo señalados, y unas mil 900 personas, consiguieron en las inspecciones solares llenos de chécheres, madera y palos, que pueden servir de escondite o de criaderos para cualquier insecto.

“Hicimos el trabajo porque la responsabilidad de la división regional de Epidemiología cuando aparece este tipo de alerta, es contener si es que hay un brote y que no haya más pacientes con sintomatologías o que no haya personas que pierdan su vida”.
Dentro del mismo, evaluaron al núcleo familiar, entre ellos cuatro niños, a quienes Endemias Rurales tomó las muestras que dieron negativo, pero tres fueron hospitalizados por presentar fiebre y dolor abdominal, y les revisaron el funcionamiento cardiaco, renal y pancreático, que son los órganos que afectan el tripanosoma cruz, el nombre del parásito del Chagas”.

Señaló que les hicieron seguimiento durante varios días; y como estaban completamente normales y dieron no reactivos al mal de Chagas, según los análisis realizados tanto en Táchira como en Maracay -donde están los laboratorios más avanzados en la materia-, regresaron a sus casas y los especialistas dirigieron el diagnóstico a otras personas de la comunidad, a donde un contingente de 16 médicos realizaba un casa a casa, apoyados por los médicos generales integrales de Barrio Adentro, a fin de buscar personas con síndrome febril, pero no consiguieron pacientes, aunque tomaron muestras que enviaron al laboratorio de Maracay.

Este viernes continuaban inspeccionando, fumigando, haciendo rastreos y finalmente tomarán cuarenta muestras aleatorias para acabar con ese alerta que indica que hasta el momento, en Prados del Torbes y el Estado Táchira no tienen casos positivos de Chagas.

Colombia en alerta en Chinácota
Sobre las declaraciones del médico de Cúcuta sobre los niños fallecidos, el epidemiólogo regional indicó que el Ministerio de Salud de Colombia no les ha hecho llegar el protocolo de la autopsia de los dos niños, hermanos de la niña de nueve meses fallecida en el Hospital Central, pero señaló que extraoficialmente los familiares le informaron que Colombia está haciendo el rastreo en Chinácota, porque los niños llegaron primero a ese pueblo de Norte de Santander, y están haciendo el mismo trabajo que ellos hicieron en Prados del Torbes.

El doctor Márquez advirtió que el protocolo en Venezuela para revisar Chagas es diferente al de Colombia, por el doctor Francisco Convit, “el padre del Chagas”, quien realizó estudios y pruebas y por lo cual nuestro país tiene un avance en el tema.

Indicó que la pregunta que se hacen es dónde se contaminaron los niños, pues en Prados del Torbes no presentan los síntomas. Asimismo, llamó a la población a mantener las casas y sus solares en buen estado de limpieza y en lavar enseres, frutas y los alimentos en general, porque esa es la mejor forma de prevenir el mal de Chagas.

En cuanto a si Táchira está preparado ante esa enfermedad, afirmó que sí, y que Endemias Rurales tiene el tratamiento.