México continúa la búsqueda bajo los escombros pese a la nueva sacudida de este sábado

Members of rescue teams search for survivors in the rubble of a collapsed building after an earthquake in Mexico City, Mexico September 23, 2017. REUTERS/Henry Romero
Members of rescue teams search for survivors in the rubble of a collapsed building after an earthquake in Mexico City, Mexico September 23, 2017. REUTERS/Henry Romero

 

El rescate de sobrevivientes del terremoto del martes continúa hoy en la capital mexicana, tras una breve interrupción provocada por un nuevo sismo que sacudió México, que dejó cuatro muertes, dos de ellas por infarto generado por crisis nerviosas.

Dichas víctimas se suman a las 305 que dejó el sismo del 19 de septiembre y a las 98 que provocó el terremoto de magnitud 8,1 en la escala de Richter del día 7, cuyo epicentro se registró en el Golfo de Tehuantepec y que hasta ahora ha generado más de 4.300 réplicas.

La más fuerte de ellas se produjo este sábado a las 07.53 hora local (12.53 GMT) y fue de magnitud 6,1 en la escala de Richter y epicentro en el estado mexicano de Oaxaca.

La alerta que anunciaba ese temblor provocó el pánico entre los habitantes de la zona centro y sur de México, que todavía no se recupera de los devastadores efectos de los terremotos de este mes. Aunque esta vez el sismo se sintió mucho menos, el temblor provocó la muerte de dos mujeres por infarto causado por crisis nerviosas.

Otras dos personas fallecieron en el municipio oaxaqueño de Asunción Ixtaltepec. Además, un puente y varias construcciones de Juchitán dañadas por el terremoto del 7 de septiembre terminaron de colapsar este sábado.

El director del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Valdés, explicó hoy que las réplicas del sismo de 8,2 no son inusuales en un país como México que está en una zona de elevada actividad sísmica.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, elevó hoy a 305 las víctimas fatales por el terremoto del 19 de septiembre: 167 en Ciudad de México, 73 en Morelos, 45 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca.

De acuerdo con la Secretaría de Marina, hasta ahora 115 personas han sido rescatadas con vida entre los escombros en la capital del país, donde 38 edificios colapsaron.

Las labores de rescate continuarán hasta que se agoten todas las posibilidades de encontrar personas con vida, indicó la institución en un comunicado en el que detalló que 102 cadáveres han sido recuperados durante los trabajos de los últimos cuatro días.

El jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, anunció que ya se han revisado 5.832 inmuebles en la capital, de los cuales los expertos han concluido que 4.862 solo “necesitaran reparaciones menores”, pero son habitables.

Otros 243 requerirán una revisión “más a fondo”, aunque eso no significa que sean inhabitables o que deban ser considerados para ser demolidos, explicó.

Las autoridades capitalinas han dado atención médica a 18.500 personas, incluidas 330 con apoyo sicológico, tras el terremoto.

La mayoría de la población que vivió el temblor del 19 de septiembre sufre estrés postraumático, el cual en condiciones normales debe disminuir o desaparecer en un periodo tres meses, dijo hoy el psicólogo Benjamín Domínguez Trejo.

“Sentir miedo después de un terremoto es una reacción normal de protección”; el desafío para la salud pública es que alrededor del 20 % pueden persistir con esta condición hasta por 20 años, alertó este académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Muchas personas “se sienten estresadas y temerosas ante la posibilidad de que se repita”, explicó el experto, quien recomendó a la población intentar descansar, ya que ello permite al organismo resistir los síntomas del síndrome, o hacer un “ayuno de noticias”.

La UNAM y el Instituto Politécnico Nacional (IPN) han anunciado que están listos para reanudar clases a partir el próximo lunes, tras de concluir la revisión de su infraestructura educativa.

En tanto, las autoridades educativas precisaron que las clases en los distintos niveles se reanudarán de una manera gradual, en la medida en que las escuelas públicas y privadas obtengan un dictamen de seguridad estructural de sus instalaciones.

EFE