PIZ y PPM beneficiaron a más de 5 mil niños con jornadas cardiovasculares

Foto: Unidad de Medios Voluntariado "Pasión por Maracaibo"
Foto: Unidad de Medios Voluntariado “Pasión por Maracaibo”

Dadas las necesidades que existen en las parroquias de Maracaibo, ambos partidos encabezados por el líder político Carlos Alaimo, se desplegaron con todos sus voluntarios y equipos médicos para atender a niños y jóvenes de la ciudad que hoy son afectados por la crisis sanitaria que atraviesa la capital zuliana.

En Santa Lucía, Venancio Pulgar, Caracciolo Parra Pérez, Idelfonso Vásquez, Cacique Mara y Manuel Dagnino, miles de niños hacían sus colas con sus respectivos representantes para ser atendidos por médicos pediatras e internistas y ser examinados con el fin de brindar mayor calidad de vida a los habitantes de estas parroquias en el marco de la nueva política y la ciudadanía de la que hace referencia Carlos Alaimo.

Barrios y comunidades de Maracaibo no reciben atención médica adecuada y por ello estos movimientos políticos activaron a sus dirigentes comunitarios para asistirlos.

Claudio Ramírez, que también desempeña labores sociales en la parroquia Idelfonso Vásquez indicó que las jornadas sociales que hoy brinda el equipo liderado por Alaimo a estos sectores, permite que las personas tengan atención sanitaria para despistar cualquier enfermedad: “Nuestro lema de humanismo hoy se ve representada con esta labor social que brinda Carlos Alaimo a nuestras comunidades. Nuestra lucha es por ellos y trabajaremos sin descanso para lograr una mejor ciudad”.

El miembro del Partido Independiente del Zulia en el la parroquia Venancio Pulgar, Norberto Urdaneta, dijo que “Pasión por Maracaibo” y el PIZ hacen una extraordinaria labor porque muchas personas no tienen las condiciones económicas para pagar los cardiovasculares que les piden en las escuelas a los niños”.
Más de 70 médicos, 60 enfermeras, equipos de salud como tensiómetros, balanzas medicas con tallímetros, camillas, paletas, termómetros, entre otras herramientas, fueron utilizadas para desarrollar esta jornada médica en los sectores de Maracaibo. Niños entre 4 y 15 años recibieron su cardiovascular.

Agradecimiento y apoyo

Selen Pérez, habitante del barrio Jesús de Nazaret, agradeció que el PIZ y PPM visitaran su comunidad para realizar esta jornada de cardiovasculares: “Necesitamos la fuerza de estos movimientos para progresar. Tengo cuatro hijos y gracias a Dios ya pueden comenzar clases tranquilamente”.

La médico internista Flor Acosta, acotó que el fin de las jornadas es que los niños vayan sanos a su inicio de clases. “Es importante hacer estas valoraciones para que los educadores sepan si los estudiantes tienen alguna patología y así ser tratados con mucho cuidado”.

Nota de Prensa