¿16Jul contra 15Oct?, por Christian Burgazzi

thumbnailchristianburgazzi

La intención de voto en las Elecciones Regionales del venidero 15 de Octubre, ha ido aumentando por parte de los electores de la oposición democrática, no así en los votantes oficialistas, y al parecer se han reducido los llamados a la abstención por parte de algunos opositores, mientras van in crescendo la campaña y triquiñuelas del régimen para lograr la abstención de los demócratas.

 

Aún así hay quienes persisten en no ir a votar contra la dictadura (y algunos insisten en llamar a la abstención), con el argumento de que no se estaría cumpliendo el mandato de la Consulta Popular del 16 de Julio pasado.

El asunto que pierden de vista es que, en esencia, el mensaje principal de ese día fue: “el voto es nuestra arma de protesta masiva y pacífica”.

Ese mensaje fue claramente reflejado en la elevada participación, mucho más masiva e incluyente que cualquiera de las protestas de esos meses. Y va más allá del texto de las preguntas de esa Consulta Popular, sobre cuyo origen es bueno refrescar la memoria.

 

Para poner este asunto en contexto recordemos que la propuesta de un Referéndum Consultivo contra la convocatoria de la espuria “asamblea constituyente” fue realizada en la Asamblea Nacional, el 23 de Mayo pasado, en la voz de sus Presidente y Vicepresidente, Julio Borges y Freddy Guevara respectivamente, llamando a votar para desconocer dicha “constituyente”.

Muchos reaccionaron en contra de esa propuesta (vehementemente como suele ser en especial en Twitter): “realizar un referéndum acerca de la constituyente sería legitimarla” fue el argumento en ese entonces, que de cierta manera se repite ahora. La reacción en contra fue tal que en ese momento la propuesta fue retirada, víctima también de fallas de comunicación interna y externa.

 

Sin embargo, poco después, a inicios de Julio, la propuesta fue presentada de nuevo, con algunas mejoras y variaciones, que facilitaron un apoyo mayoritario a la Consulta popular. Entre estas estuvo seguramente un proceso de negociación interna en la MUD que culminó con un acuerdo de ampliación a tres preguntas. Además de la primera y original, llamando a desconocer a la “constituyente”, se agregó un llamado a las Fuerza Armada Nacionales a respaldar a la Asamblea legítima y una tercera pregunta acerca de la renovación de los Poderes Públicos y a la realización de elecciones libres, así como la conformación de un gobierno de unidad nacional.

 

Obviamente, la única pregunta con efecto real, ya que su cumplimiento si dependía de la Asamblea Nacional, era la primera pregunta. De hecho, con el resultado de más de 7,5 millones de votos contra la “constituyente”, los líderes de la Asamblea Nacional legítima lograron que el mundo desconociera la “constituyente” y reconociera a la Asamblea Nacional. Lo cual fue un hito extraordinario y fundamental, que tiene al régimen bajo presión internacional y con crecientes sanciones individuales contra sus cabecillas y los participantes en la “constituyente”, congelando sus bienes en el exterior y los de sus familiares.

 

La concreción de las otras dos preguntas dependía de fuerzas externas y contrarias a las fuerzas democráticas, que no tienen el poder, ni varita ni balita mágicas para hacerlas cumplir. La Fuerza Armada no acató el resultado de la consulta popular y el primer intento por parte de la AN de renovar al Poder Público más importante, terminó con los valientes magistrados nombrados por la AN perseguidos y un TSJ en el exilio.

 

De manera que la exigencia del “cumplimiento” por parte de la MUD de las preguntas 2 y 3 de esa Consulta Popular es inadecuada, como fue incorrecto haberlas incluidas de esa forma, generando expectativas inalcanzables. Por lo visto, la negociación que llevó a aceptar esas preguntas en la Consulta Popular, buscaba llegar a un consenso complaciendo las peticiones de algunos de los mismos que hoy en día reclaman que “sus preguntas” no fueron “cumplidas”. Irónico.

 

Contraponer la magnífica protesta popular del voto masivo en la Consulta del 16 de Julio, al llamado a votar en las Elecciones del 15 de Octubre, cuyos resultados si son vinculantes, y pretender usar esos 7,5 millones de votantes como argumento contra ellos mismos para llamarlos a abstenerse, es paradójico. Todo el que votó en la protesta del 16Jul  debe continuar su protesta votando el 15Oct para quitarle gobernadores a la dictadura.

 

A pocos días de las elecciones, se celebra que algunos de los que hasta ahora habían apostado a la abstención hayan hecho público su cambio de postura, y aunque no es esperable que algunos otros hagan llamados a votar, lo deseable es que al final sumen sus votos el 15Oct y que su gesto borre desavenencias internas.

 

Después del 15 de Octubre la celebración del triunfo de las fuerzas democráticas, en número total nacional de votos además de en número de Gobernaciones, permitirá que la lucha por la democracia recobre nuevo ímpetu.

 

Además de otras acciones de protestas popular y nuevas formas de presión, la MUD podría evaluar el momento adecuado para el nombramiento por parte de la AN de un nuevo CNE, cumpliendo la Constitución y el mandato popular, llamando inclusive a quienes estuvieron a favor de la abstención a presentarse como candidatos a Rectores del nuevo CNE.

 

Algunos pueden ser muy valiosos en esa trinchera; por ejemplo, seguramente la experiencia de María Corina Machado en Súmate sería un aval muy importante para su nombramiento como Presidenta del nuevo CNE.

 

Sin duda contaría con el apoyo de muchos.

 

 

Christian Burgazzi

@cburgazzi

Caracas 12 de octubre, 2017