Anexo C.E.I. Crispín Pérez, por Julio Castellanos

thumbnailjuliocastellanosTuve la oportunidad de trabajar en las elecciones como coordinador del centro de votación Crispín Pérez en representación de AD y verle la cara a la arbitrariedad militar y a la desvergüenza de los acólitos maduristas disfrazados de funcionarios del CNE. Desde el viernes anterior al domingo 15-O iniciaron las irregularidades, los 56 centros de votación del Municipio Libertador se instalaron sin presencia de testigos de la MUD porque el CNE emitió tardíamente las credenciales correspondientes. Pero eso fue solo el comienzo.

 

El día de la elección, al Anexo Crispín Pérez, llegamos los testigos de la MUD y los del oficialismo aproximadamente a las 5:00 am. Ante la inasistencia de los miembros de mesa, la norma indica que deben elegirse los miembros accidentales de entre los testigos electorales, sin embargo, el Plan República y la coordinadora del CNE, solo permitieron acceso al Centro de Votación a los testigos del oficialismo para, en una operación “Yo con Yo”, nombrar los miembros accidentales entre ellos.

Finalmente, luego de permitirse la tardía entrada de nuestros testigos e iniciarse el proceso de votación, la coordinadora del CNE llamó e instaló en la entrada del Anexo Crispín Pérez a jóvenes de la “Chamba Juvenil” para “asistir” a los votantes y luego conminarlos a registrarse, mediante uso de escáner, con el “Carnet de la Patria” en la Plaza Bolívar de Tocuyito. Lo peor, nuestra testigo en Mesa 2, detectó el intento de votar con el Carnet de la Patria y tomar fotos del comprobante electoral, luego de ello, en la entrada del centro, de forma descarada, una miliciana informó a otros electores, “que se podía votar con el carnet de la patria en las mesas 1,3 y 4, pero en la 2 no lo permiten” al ver esto reaccióné frente a tamaña arbitrariedad e informé a viva voz que solo se puede votar con la cédula de identidad, el avergonzado oficial a cargo del plan república me dio la razón y giró instrucciones correctivas.

Pese a ello, intempestivamente un oficial de mayor rango llegó al Crispín Pérez y ordenó mi expulsión del Centro de Votación, ignorando mi credencial como testigo segundo suplente, por considerar que mis denuncias no se hacían por el “canal regular”. Me trasladé a la Junta Electoral Municipal, hice entrega por escrito de denuncia de lo acontecido y al llegar nuevamente frente a ese oficial con el comprobante de mi denuncia, no recibió la misma y mantuvo su orden de no permitirme el acceso al centro de votación. Este es el sistema electoral venezolano, su justicia, su pulcritud y su eficiencia revolucionaria.

Ciertamente las máquinas de votación son buenas para contar votos, pero no son eficientes para detectar cuales votos son producto de las amenazas, la intimidación del “carnet de la patria” o del grotesco peculado de uso. Ahora bien, estos resultados, estas circunstancias políticas, tienen solo una forma de ser corregidas: votar masivamente, en todo momento, sin miedo al chantaje, como un pueblo valiente capaz de combatir y ganarse su libertad. Los pueblos temerosos de perder una pensión o una caja del CLAP, se condenan a sí mismos a todos los Lacava de hoy y de mañana, sólo los pueblos aguerridos y libres superan los obstáculos y se gobiernan así mismos con líderes democráticos. #LaLuchaSigue #TocuyitoSeráLibre

 

Julio Castellanos / jcclozada@gmail.com / @rockypolitica